Simplemente gracias Madrid!

La capital española estuvo a la altura de un acontemiento muy esperado como el Seven Series.

Por Esteban Chesta (enviado especial para Rugby Tucumano)

Pasó otro evento grande y volví a tener el gusto de colaborar con gente que ya puedo considerar amiga, como la de Rugby Tucumano.

Otra vez las notas a altas horas (de zona europea), que si se subió o no, las prisas y todo eso que a los periodistas, en el fondo, no deja de gustarnos.

Madrid nos trató de lujo. Mi compañero Marco Lamoglia, más local que nunca, se encargó de acreditaciones y llegué a las corridas. Por suerte nos encontramos con gente amable, la atención de todos los vinculados al seven fue siempre cordial, constantemente viendo en qué se podía ayudar a los comunicadores. 

Conocimos un estadio realmente impactante, ubicado en las afueras de esta monstruosa urbe, pero de acceso sencillo en el Metro.

De la ciudad poco se puede decir que no se sepa, un gigante de cemento en el cual siempre hay algo por descubrir… y lo hemos hecho en los (muy escasos) ratos libres.

Poca prensa argentina presente por obvios motivos, lo que nos generaba a los que estábamos una responsabilidad mayor.

Agradecer a todos los que se prendían en los vivos e interactuaban con nosotros, lectores y seguidores, eran nuestro motor.

El público estuvo muy a la altura, nos emocionaron cantando los himnos en las finales y alentaron con respeto. 

Argentina, España y Francia decididamente locales, Kenia los más coloridos y queribles. El resto, con menor cantidad, enrojecieron sus gargantas también.

Por último, los máximos protagonistas de la trama, jugadores y staffs técnicos.

Nos llenaron de buen rugby, hicieron delirar a todo quien lo observó, en el estadio o por TV. Están en un nível de calidad que vale la pena destacar. Tocó que Australia y Francia levantarán la Copa, pero sería injusto no destacar al resto.

Por todo lo anteriormente citado, MUCHAS GRACIAS Madrid, nos vemos a la vuelta.