Es el más nuevo de los clubes tucumanos. En 2017, un grupo de ex jugadores de Natación que jugaba en la Pre Intermedia, dejaron el club Blanco para abocarse a un nuevo proyecto que decidió llamarse Frankycia Rugby Club.

Entrenando en lugares donde podían, finalmente la Municipalidad de San Miguel de Tucumán les cedió el predio del Complejo III Centenario, en pleno corazón del Parque 9 de Julio para establecerse como sede.

Siguieron sumando jugadores, tanto en juveniles como en el plantel superior y lograron la invitación de la Unión de Rugby de Tucumán para participar del torneo de segunda en 2018.