«El compromiso del grupo fue total»

El último entrenamiento de La Naranja 2012.

Oscar Prado, el entrenador del seleccionado Naranja, tiene un cúmulo de sensaciones guardadas. Pero no se reprocha nada porque afirma que «dimos todo lo posible para pelear hasta el último el título»

Las caras no eran las mejores. Y era de esperarse. El plantel estaba entrenando con la misma intensidad pero sin la motivación de pelear el título, con la presencia de todos, cuerpo técnico y managers.

Tampoco había un clima de hondo dramatismo. Porque se perdió una oportunidad. Y había oportunidad de charlar. Oscar Prado sentía la necesidad de hacerlo.

Se habló de cómo se entrenó, de lo que hizo bien, de lo que faltó, de las virtudes, de las falencias, de las decisiones, de lo molesto que está el cuerpo técnico porque se habla de tanta liviandad de temas desconocidos para el resto que no forma parte de la intimidad del plantel.

Después de confirmar el equipo titular, Rugby Tucumano tuvo un mano a mano con Prado y la primera pregunta fue cómo fue la semana.

«Durísima… porque uno siempre trabajó para estar en otra situación. Todo el grupo. Entonces imaginate estar en esta instancia, sin chance, muy duro. Pero los jugadores estuvieron todos y eso también reconforta. La sacamos adelante. Veremos mañana qué pasa», decía el entrenador Naranja.

– ¿Tenés algún reclamo que hacerle a los jugadores o a vos mismo?

– No, precisamente en la última charla dije que si bien estoy triste, con bronca porque uno juega para otra cosa. Tucumán siempre tiene que jugar para campeón. Pero yo estaría… a ver: creo que hicimos todo lo que podíamos hacer para lograr lo que queríamos y no se pudo. Es así. Más allá de aciertos y errores, el compromiso del grupo fue total. Los chicos han hecho todo lo que podían hacer. En definitiva, hubo otros factores externos ajenos a los que ya habíamos contemplado nosotros cuando se inició todo en noviembre como las lesiones, las suspensiones, que nos fueron minando más de lo que estábamos golpeados por las giras y convocatorias. Y el problema, como siempre dije no es el nivel de los jugadores sino cómo engrana el equipo con todos los cambios que íbamos haciendo. Creo que Tucumán sí tiene una base de jugadores para cumplir, hacer un buen papel. De hecho perdimos partidos que tranquilamente podríamos haberlo ganado.

– Parece que debiera jugarse el Argentino en otro momento. Vos ya lo habías dicho…

– Eso siempre lo hablamos en la mesa de los entrenadores. La gente se olvida rápido y empieza a hablar macanas… Nosotros, desde el 2o1o, desde que asumimos y empiezan Los Pampas, dijimos que el Argentino si sigue así, está condenado al fracaso. Entonces hoy, cuando se vino la peor situación de todas, con tantos jugadores afuera cuando estás armando el equipo y ahora todo el país dice que se debería jugar en otro momento el Argentino, nosotros ya lo hicimos hace dos años. Y no olvidar que la final de la Crossborder, el año pasado, teníamos 8 jugadores afuera. Pero era un partido y no una campaña. De todas maneras, hubo una sumatoria de cosas que no nos permitió hacer más cosas de las que queríamos. No por nosotros, sino por otros temas.

– Qué les pediste a los jugadores para mañana…

– Yo siempre pedí lo mismo: que no se puede que den todo lo que tengan para dar y que hagan el mejor rugby, que eso demostrará que siempre estuvimos compenetrados en lograr lo mejor posible.