Arenga. El final tuvo un emotivo discurso de parte de los entrenadores.
Arenga. El final tuvo un emotivo y encendido discurso de parte de los entrenadores. “Se puede”, fue el mensaje.

Una fiesta se desató en el club Lince luego de la victoria ante Lawn Tennis. Las opiniones de los protagonistas.

La emoción, tras el silbato de Alvaro del Barco que decretó el triunfo de Lince, fue intenso.

Patricio Pellegri, el entrenador  del equipo local, dijo que “tuvimos una semana muy difícil tras las derrotas ante Tucumán Rugby y Universitario, dos equipazos y era muy duro remontar lo anímico. Me preguntaba cómo saco adelante esto que es mi responsabilidad. Estos chicos siempre nos sorprenden y trabajamos toda la semana. Demostraron que cuando ellos quieren se puede. Esperemos continuar con el mismo camino. Tuvimos el recambio justo que se notó en la conducta. En el segundo tiempo jugó sólo Lince prácticamente, sacamos ese espíritu lincero y jugando, haciendo lo que entrenamos, sacamos el partido adelante”

Nicolás González, segunda línea de Lince, “es una alegría incomparable. Lince entrega todo a cada momento y ahora nos hicimos especialistas en los segundos tiempos. Nos pasó contra el Jockey, con Santiago Lawn Tennis allá y jugando hasta el minuto 80, sin bajar los brazos. Así se logran los buenos triunfos. Hablamos en el entretiempo y lo que nos caracteriza era el scrum que nos ganaron esa formación. En el segundo lo mejoramos y apareció el Lince que todos conocemos. Siempre creí que podíamos dar vuelta el partido así estemos perdiendo 50 a 0. Hasta que no suene esa chicharra ninguno de mis jugadores baja los brazos”.

Joaquín López Islas, medio scrum de Lawn Tennis, “creo que nos desconcentramos en el segundo tiempo y eso nos llevó a cometer infracciones, indisciplinas que nos costaron amarillas y que un equipo como Lince, más en su cancha, es difícil. Cuando su cabeza y temperamento se vuelven superior al tuyo, ahí terminamos perdiendo. Creo que haber ganado el primer tiempo con tanta diferencia hizo que nos relajemos, te apaga un poco pero no hay que quitarle mérito al rival que jugaron hasta el último y terminaron ganando”.