REGRESO. Ramiro Moyano vuelve entre los tres cuartos. (Foto: UAR/Archivo)

Daniel Hourcade repite casi el mismo equipo que cayó con Inglaterra con el regreso de Ramiro Moyano entre los titulares. Desde las 14:30, en el Aviva Stadium, Argentina e Irlanda volverán a verse las caras luego del duelo de cuartos de final de la RWC 2015.

Tras una semana en la cual se entrenó pensando, no solo en el rival, sino también haciendo foco en las cargas físicas, los capitaneados por Agustín Creevy buscarán conseguir algo que nunca se logró en suelo irlandés: vencer al seleccionado del trébol.

“Tenemos una motivación muy grande, porque sabemos lo que significa enfrentar a este rival en su cancha y en especial por el buen momento que está atravesando Irlanda. Disfrutamos mucho esta última semana, con mucha seriedad y queremos terminar el año de la mejor manera.”, sostuvo Agustín Creevy, en referencia al partido.

“Irlanda es un rival muy difícil para nosotros y más allá de haberlos derrotado en el mundial, es un equipo que siempre nos complicó porque juega con una pasión muy grande y más en su casa, en donde nunca se pudo ganar.”, comentó el hooker en relación al rival de mañana.

Por el lado del seleccionado local, un gran año que incluye triunfo antes Nueva Zelanda, Australia, Sudáfrica e Inglaterra, es su mejor carta de presentación para dimensionar el calibre del rival que tendrán Los Pumas. Tras vencer la semana última a Fiji por 23 a 20, el entrenador del Trébol Joe Schmidt realizó algunas variantes y puso en cancha un equipo con varios jugadores que participaron de la gira de los Lions por Nueva Zelanda.

“No miramos lo que paso en la RWC 2015 porque solamente hay algunos jugadores de aquel partido. Estamos enfocados más en nuestro juego que en Argentina y tratando de sacar buenas cosas de este partido, porque se aproxima el Seis Naciones  y vemos como los otros seleccionados están creciendo también.”, sostuvo Schmidt en conferencia de prensa.

El frío otoñal de Dublín dijo presente desde ayer por la mañana y así se mantendrá hasta la jornada del partido inclusive. Sin lluvias previstas, se aguarda un lleno total en el Aviva stadium, para dale el marco correspondiente a un partido que para algunos protagonistas puede llegar a tener un tinte de revancha, tras lo ocurrido la última vez entre ambos equipos, en la RWC 2015.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+