Fernando Ibazeta, ahora como entrenador de SURI.

SURI vino a la provincia a jugar como local en Lawn Tennis y fue la ocasión perfecta para homenajear a un hijo dilecto de los “Benjamines”: Fernando Ibazeta, coach del conjunto jujeño.

Una de las primeras notas que hice para Siglo XXI (hoy devenido en El Siglo, simplemente) fue a “un chico que anda bien, juvenil de Lawn Tennis. Creo se llama Ibazeta”, me dijo el jefe. “Lo vas a reconocer porque juega con las medias caídas” y me fui. Era principios de los noventa y en ese momento, encontrar a alguien que jugara así en las canchas, era muy extraño.

“Ja, ja, ja.. sí me acuerdo perfectamente de la nota. Son cosas que uno no olvida. Y sí, eran medias caídas porque me molestaba jugar con las medias altas, no sé por qué”, arrancaba Fernando Ibazeta, mendocino de nacimiento, tucumano por adopción y jujeño por elección.

“Llegue al club Lawn Tennis a los 13 años, gracias a mis compañeros del JIM. Yo llegaba de Mendoza y mi padre fue quien me llevó al primer entrenamiento”, contaba sobre sus inicios por los que pasó por todos los puestos de back, hasta que Pedro Merlo lo ubicó en la posición en la que fue más conocido y tuvo las mayores alegrías: de wing. “El Enano Frau me enseñó todo sobre ese puesto en el que debuté en Primera en el 93”, año que le hice la nota. La primera. Y año en que fue pre seleccionado para Los Pumitas junto a Hugo Dande y Leandro Molinuevo. Quedó el Negro Dande nomás, actual entrenador de Huirapuca.

“Es que en esa etapa estaba toda la camada de Pichot, Phelan”, ennumera y explica quien jugara para el seleccionado Naranja desde el ’94 hasta el ’99 y un poco más, hasta el 2002, en el juego de Seven.

“Pasaron muchos entrenadores y querer la ovalada no es muy difícil sobre todo con personas que te hacen quererla más todavía como Urdaneta, el Gallo Cabrera, Alejandro Petra, Daniel Tejerizo, Lucas Ferro y muchos más que me inculcaron siempre el respeto y lo que significa el rugby que no es sólo ganar sino que es compartir y querer llegar siempre a más”, decía el actual entrenador de SURI, equipo de la provincia de Jujuy a la que llegó por unos meses y ya llevó un año.

Justamente con el equipo jujueño, que en dos partidos suma 200 puntos en contra, sorprendió que cambiara la localía este fin de semana pasado pero hubo una razón: fue homenajeado por la dirigencia de su club y de SURI, su actual club, en el tercer tiempo (ver video aquí)

–          ¿Qué te pasó por la cabeza con las palabras de Dodó Barceló?

–          La verdad que me pasaron tantas tocas por la cabeza… es algo emocionante, muy emocionante y la vez uno piensa todavía como jugador. Pisé la cancha del Tennis y se me vinieron todos los recuerdos encima. Desde la primer jugada hasta la última. El homenaje que me hicieron fue muy emotivo. Fue algo que uno nunca se olvida porque el rugby fue y es mi vida. Lo llevo en el corazón y estoy muy feliz por haber jugado este deporte y seguir ahora dándolo lo poco o mucho que sé a SURI, que son chicos con un gran corazón y humildad.

–          Cómo llegaste a Jujuy…

–          Por mi primo, Marcelo Carenzo, que está en la comisión directiva. Me llamó y me propuso ir por tres meses para entrenar a los chicos y darles algo de lo que uno sabe, poco o mucho. Fui más que nada por él y otro tanto por mi padre, que fue mucho para mí, un gran compañero en todo lo que fel deporte y mi vida. Un poco como homenaje a él, que tanto me hablaba de su Jujuy y hace dos años que falleció. Aquí está enterrado. Me llamó poir tres meses y ya pasó un año. La gente me trata bárbaro, gente muy buena y de buen corazón.

–          Hay que tener más que corazón para venirse tantos kilómetros y saber que te vas a “comer” tantos puntos con el campeón…

–          Los chicos están preparados para esto. Este torneo nosotros lo tomamos para sacar experiencia. No es raro que nos metan 100 puntos. El SURI es un equipo que el año pasado jugaba en la B, contra equipos distintos y la verdad que tenés que estar con ellos. Obviamente los vengo preparándolos para estas cosas. Ellos saben que es una experiencia que, quizás, no vivan nunca más. Jugar contra los mejores, contra los campeones, es lo mejor que loes puede pasar. No te olvides que yo jugué este torneo durante 15 años y sé muy bien lo que es. Pero SURI poco a poco va creciendo. De tener un plantel de 30 jugadores pasó a casi 50 y cada día se suman más, en una provincia que no tiene chicos de la franja entre 19 y 28 años porque se van a estudiar a otras provincias. Es un equipo de gente grande, ya con trabaj, familia y así y todo ellos están y disfrutan de esto que es el rugby.

–          Muchos piensan que esto no ayuda al crecimiento del rugby tucumano…

–          En mi opinión, nadie es invencible. Quedó demostrado con Los Pumas que con corazón, sacrificio y humildad, les fue como les fue. Segundo, esto ayuda a los clubes chicos a conocer y ver realmente cómo es el rugby y que ellos tomen conciencia de que el rugby dejó de ser ir sólo a jugar sin entrenarse. Es un deporte que cada día va creciendo más. Tercero, obviamente no es lindo “comerse” 100 puntos pero por la parte de Jujuy, para ellos es la primera vez que juegan algo así y, como te dije antes, capaz que nunca más lo hagan y conocer clubes grandes, jugadores que son Pumas, Pumitas, etcétera, es muy importante para ellos y para el club, sobre todo. Que visiten el club clubes como Tucumán Rugby, para SURI, es realmente un orgullo nosotros. Lo tomamos así: como experiencia para aprender de los grandes. Así se crece.

–          Así que ahora sos Plumero? (así le dicen a los veteranos de SURI, un animal como el ñandú que cuando se hace viejo pierde las plumas para hacer un plumero)

–          Jaaaaa, ja, ja… no sé, no sé… todavía tengo que empezar a entrenar.

–          Ok, Fernando, gracias por tu tiempo y te dejo la última: ¿mejor jugar los sábados o el domingo?

–          Sabadossssssssssssssssssssss…

Fernando Ibazeta, al frente del plantel de SURI, de Jujuy.
Horacio GambarteENTREVISTASNOTICIASSURI vino a la provincia a jugar como local en Lawn Tennis y fue la ocasión perfecta para homenajear a un hijo dilecto de los 'Benjamines': Fernando Ibazeta, coach del conjunto jujeño. Una de las primeras notas que hice para Siglo XXI (hoy devenido en El Siglo, simplemente) fue a...Pasión por el Rugby
CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+