LUZ DE VENTAJA. Buenos Aires está a un paso de ser nuevamente campeón. (Foto: Gaspafoto/UAR)

Las Aguilas vencieron en los últimos minutos a Córdoba por 30 a 29 y se quedaron al frente del Argentino. Le queda un paso más para retener el título.

El seleccionado de las Águilas continúa derecho en el Argentino de Mayores. En condición de visitante superó por la mínima a Córdoba por 30 a 29 y de conseguir una victoria frente a Mendoza el próximo fin de semana, se consagrará campeón nuevamente.

El resultado final favorable a Buenos Aires, habla de un equipo que fue paciente, que aprovechó sus momentos para marcar y así quedarse con una victoria por demás importante pensando en que solo resta una fecha para el final del torneo.

El primer tiempo estuvo repartido en el protagonismo a la hora de poner la mirada en el rendimiento de un equipo y otro. Córdoba impuso condiciones desde el inicio llegando rápidamente al try apoyado por Manuel Garzón. A partir de ahí, el conjunto local fue creciendo en confianza la cual la volvió a dejar plasmada en el resultado con los tries apoyados por Garzón y Santiago Tobal en dos oportunidades. A Buenos Aires le costó entrar en partido pero cuando lo hizo, el local lo sintió. Una conquista de Lucas Mensa y otra de Tomás Keena más dos conversiones y un penal de Lucas Frana, lo pusieron al campeón en carrera. De esta manera se fueron a los vestuarios arriba los “Dogos” por 26 a 17.

En la segunda mitad ni Córdoba ni Buenos Aires jugaron con la misma intensidad de la primera mitad. El juego se planteó lejos de las zonas de peligro de cada equipo. No hubo mucha continuidad a la hora de mover la pelota por eso fueron los pateadores los que tomaron el protagonismo. Pero más allá de lo que decía el resultado, Buenos Aires fue inclinando la cancha a su favor pero no lo lograba manifestar en el resultado por la buena defensa cordobesa. Hasta que los back porteños encontraron espacios, haciendo daño en la defensa rival, y así llegar al ingoal para empezar a dar vuelta la historia. Un try clave de Matías Freyre a minutos del final, le daría la victoria al actual campeón que ahora deberá esperar una semana, ganarle a Mendoza y así poder festejar un nuevo título.

Síntesis:

Córdoba: 1- Mauro Palacios, 2- Agustín Acosta, 3- Ramiro Cetti; 4- Franco Molina, 5- Diego Galetto, 6- Manuel Garzón, 7- Facundo Irico, 8- Lucas Paschini (capitán), 9- Gabriel Roldán, 10- Mauricio Brunetto, 11- Franco Cuaranta, 13- Santiago Tobal, 12- Juan Cruz Mallía, 14- Ignacio Rizzi, 15- Facundo Boaglio.

Ingresaron: Facundo Russo, José Escuti, Matías Vila, Martín Maineri, Guillermo Albrisi.

Entrenador: Germán Schröder.

Tantos
Tries: Manuel Garzón (2), Santiago Tobal (2).
Conversiones: Mauricio Brunetto (3).
Penales: Mauricio Brunetto.

Buenos Aires: 1- Francisco Ferronato, 2- Guillermo Lawrie, 3- Nicolás Leiva, 4- Jerónimo Ureta, 5- Mauro Rebussone, 6- Miguel Urtubey (capitán), 7- Mariano Romanini, 8- Santiago Montagner; 9- Francisco Cubelli, 10- Lucas Frana; 11- Nicolás Cotella, 12- Lucas Mensa, 13- Tomás Keena, 14- Tomás Buckley; 15- Martín Elias.

Ingresaron: Matías Freyre, Axel Zapata, Tobías Moyano, Sacha Casañas, Marcos Gatica, Juan Marsano, Germán Klubus y Alan Oubiña.

Entrenadores: Francisco Gradin, Ramiro Varela, Alfredo Cordone y Lucas Piña.

Tries: Lucas Mensa, Tomás Keena, Matías Freyre.
Conversiones: Lucas Frana (3).
Penales: Lucas Frana (3).

Cancha: Tala Rugby Club.
Árbitro: Juan Sylvestre.

 

Declaraciones

 

Mauricio Brunetto (Apertura de Córdoba): “Con el resultado puesto no puedo hacer un balance positivo pero creo que si analizamos el juego, durante los primeros veinte minutos, fuimos muy protagonistas y tomamos la iniciativa”.

“Nos queda un sabor muy amargo porque nos habíamos propuesto llegar hasta el final con chances de conseguir el título y este resultado nos deja afuera de todo. Este grupo se merece terminar bien este torneo así que iremos a Salta a jugar con mucha alegría con la finalidad de ganar”.

Mariano Romanini (Tercera línea de Buenos Aires): “Empezamos muy flojos el partido. La mayor parte del primer tiempo lo regalamos, y en el segundo pudimos regalar un partido que era muy difícil de darlo vuelta”.

Lucas Frana (Apertura de Buenos Aires): “El balance es muy positivo, estábamos abajo por mucho pero igualmente nunca bajamos los brazos y eso es lo que más valoro de la victoria”.

“Sabíamos que Córdoba individualmente era un equipo muy duro sobre todo en el contacto. Cuando nosotros tuvimos que atacar, nos costó ganarles en el uno a uno, y al principio ellos se plantaron muy firmes en su juego. Si bien nos fuimos al descanso abajo en el tanteador, sabíamos que no era una distancia grande, por eso el equipo volvió a las bases, empezó a generar juego y nos pudimos quedar con la victoria”.

 

Martín Quetglas/UAR

Fotos: UAR/Gaspafotos-Nicolás Aguilera

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+