Más que serpiente, ave Fenix

Universitario resurgió de las cenizas para vencer a CASI en la primera fecha del Nacional de Clubes 2014.  Fue 31-22.

Increíble. Memorable. Épico. Tres adjetivos que pintan a la perfección el triunfo de Universitario sobre el Club Atlético  San Isidro en la primera fecha del grupo 1 del torneo Nacional de Clubes 2014.

UNI-CASIEl club de Ojo de Agua colmó ambas tribunas para ver el debut de su equipo en el certamen que reúne a los 16 mejores de todo el país. El barrio San Martín era una fiesta antes de que el partido comience. Sin embargo cuando el cotejo arrancó rápidamente las sensaciones cambiaron.

Desde el primer minuto el CASI se adueño de la pelota, del terreno y del marcador. Con un juego de control profundo complicó a un Uni que se encontraba perdido en la cancha. Todo era de los bonaerenses que dominaban en todos los aspectos de juego y se hacían fuertes en las formaciones fijas. Un try de Juan Campero y cinco penales Ignacio Almela reflejaban en el marcador esa amplia diferencia en el juego. Tanto era el sometimiento sufrían las “serpientes” que apenas pudieron pasar una vez la mitad de la cancha para sumar solo tres puntos. El parcial 19-3.

Estaba claro que el quince local debía cambiar la imagen si deseaba meterse en partido. Pero los primeros minutos del segundo tiempo continuaron con la tónica del primero. La academia de Buenos Aires se volvió a colocar en campo adversario y se mantuvo allí durante gran parte de ese inicio de etapa. Algunas malas decisiones les privaron de otro try y solamente sumaron un nuevo penal para continuar alejándose. Aunque no noqueó a Universitario. Y eso, a la postre, sería decisivo.

El conjunto dirigido por Emilio Valdéz y Gustavo Cuadrado sentía que tenía una vida más y debía aferrarse a ella como sea. De la mano de Lucas Barrera Oro comenzó a hacerlo. Gran jugada del full-Back que con amague dejó varios hombres en el camino y terminó cediéndosela a Gerónimo Mora que con velocidad llegó a apoyar. Era el comienzo de la hazaña.

El dueño de casa tuvo la clave del partido en el banco de suplentes. Los ingresantes fueron la bocanada de aire fresco que necesitaba para no quedarse y seguir buscando un triunfo que seguía lejos, pero que ya era posible. Empezó controlar la pelota sin perderla,  a coordinar en el line, dominaba ampliamente el srum. De hecho así nació la segunda conquista. Nicolás Centurión levantó la guinda a la salida de esta formación y acercaba peligrosamente a su equipo.

Complementando el cambio de actitud con la efectividad a los palos de Juan Rodríguez, el local pudo pasar al frente en el marcador por primera vez en el partido a 5 minutos del final. Había que defender ese trabajoso 24-22. Tan arriba y tan bien presionó que Martín Pintado interceptó un pase y encontró a Mora que, con su segundo try,  decoró el resultado en la última jugada.

Brillante victoria de Universitario. Sacó la cabeza del agua a tiempo y terminó ahogando a un CASI que se confió por la ventaja pagándolo muy caro al final. Todos felices en el serpentario, pero conscientes de que esto recién empieza. Falta demasiado.

Universitario (31): De Chazal, Figueroa, Ways; Herrera, Gálvez; Nicolás Centurión, Galindo, Ahuali; Mariano Centurión, Arregui; Rodriguez, Rojas, Resino, Mora y Barrera Oro. Ingresaron: Caro, D´elía, López, Ahuad y Pintado. Técnicos: Emilio Valdéz y Gustavo Cuadrado.

CASI (22): Brousson, Pérez Guilmil, Sabbaté; Collarini, Campero; Cagliani, Zinani y Corbacho; Nicholson, Almela; Fasano, Devoto, Forestier, Cotella y Casaurang. DT: Enrique Pichot.

Tantos: Primer Tiempo: 5’ Penal (C) Almela, 22’ Conversión (C) Almela por try de Campero. 10’, 15’, 30 y 40’ penales (C) Almela. 12’ penal (U) Rodríguez. Parcial: Universitario 3-CASI 19. Segundo Tiempo. 8’ penal (C) Almela. 11’, 15’ y 40’ conversiones de Rodríguez (U) por tries de Mora dos veces y N. Centurión. 22’. 28’ y 37’ penales de (U) Rodríguez.

Cancha: Universitario

Árbitro: Federico Poggi.

Foto: LA GACETA

Producción: Leo Forgas.