«Voy a pelear hasta el último porque quiero llegar a Irlanda»

Luciana tiene la mente puesta en Dublín.

Luciana tiene la mente puesta en Dublín.

Luciana Travesi, la jugadora de Huarmi Cardenales recuperada de su lesión, sueña con vestir nuevamente la camiseta de Las Pumas. En junio el equipo nacional se juega una chance para clasificar a los Juegos Olímpicos.

Luciana Travesi tuvo un año intenso. Sobre todo desde las emociones. En el mismo instante que se lesionó de la rotura de los ligamentos cruzados, no paró de pensar en volver a pisar una cancha.

Se perdió dos momentos importantes como deportista. Pero ganó en otros.

«Mucha gente me preguntó si iba a seguir jugando. Y está bien porque fue una lesión en la rodilla, siendo mujer, era para pensarlo. Al principio fue medio bajón porque me perdí el Nacional con el club y el Sudamericano con el seleccionado. Yo estaba yendo a todos los viajes y más las preocupaciones del riesgo de la lesión… Pero gracias a Dios no pasó nada y a los cinco meses ya me dio el alta el médico y estaba jugando al rugby», decía Luciana con la entereza de quien sabe qué es lo que quiere.

El doctro Pablo Aguirre, recordado full bakc de Tucumán Rugby y del seleccionado Naranja, fue el encargado de su operación y con la ayuda de la kinesióloga Sofía Cossio y de su profe Bobsy («ponele así nomás»), logró una recuperación bárbara que la habilitó para ser citada nuevamente a la concentración del CENARD. Y de ahí, toda la ilusión de integrar el plantel para jugar el repechaje en Irlanda.

«Quiero dar lo mejor en esta concentración que es toda la semana. Voy a poner todo para que me vaya bien y pelear ese lugar en Dublín que es muy importante para mí porque yo participé de todo el proceso para los Juegos Olímpicos. Seguir peleándola hasta el último porque quiero llegar a Irlanda», dijo.

Su relación con las integrantes del plantel es excelente. «Fuera de los entrenamientos todo bien. Seguimos siendo amigas fuera de la cancha y si bien no lo conocía al entrenador, me hizo sentir bien porque creí que no me conocía. Al contrario, me dijo, a vos te ví (vio videos de todas las chicas) y me marcó algunas jugadas que ni siquiera me acordaba. Eso me hizo sentir que todavía soy parte de este proyecto», aseguró.

«Si no voy, alentaré al equipo. Seré la primer hincha» dice aunque su ilusión no se termina. «Uno no sabe cuánto tiempo más podrá darle al seleccionado. No sólo te hablo desde lo deportivo sino también como mujer. Me casé este año, el hecho de tener familia es como que estás postergándolo y todos creían que iba a descansar, formar una familia. Y no es lo que estoy pensando. Apenas me lesioné estaba pensando en recuperarme y llegar a Irlanda. Y la voy a pelear hasta el último para llegar» cerró con la esperanza de quien confía en sus fuerzas. Y ella tiene la garra que le brinda el corazón de las Huarmi.

Relacionados