«Vengo a aprender»

El juvenil Morfil poniendo su máximo esfuerzo.

Cergio Morfil, con apenas 21 años, es uno de los más nuevos en el plantel superior del seleccionado Naranja. «Nunca estuve en un seleccionado», confesó.

Se lo nota contento. Agradece todo lo que digan y pueda servir para mejorar. Quizás en el único momento que le cambia la cara es cuando entrena.

Su concentración es máxima. Quiere estar a la par de otros jugadores que le llevan más años en la selección y está atento a todo. Está en un puesto que es nuevo para él y tiene mucho para dar.

«Voy a tener que salir a comprar o pedir los pantalones y las medias azules del seleccionado porque no tengo. Nunca estuve en un seleccionado, así que…», arranca con una broma el pilar de Los Tarcos que hace sus primeras armas en el plantel superior de La Naranja.

«Jugaba de tercera línea. Pero tuve una lesión y me eso me sacó de las canchas un año. Cuando volví, había subido de peso y jugaba de tercera, de segunda y a fin de año terminé de jugar pilar. No le agarraba la mano porque es un puesto complicado», se ríe.

«Cuando subí al plantel superior, jugaba de pilar derecho y formé una primera línea espectacular el año pasado con el Mono Ledesma y Bruno Cuezzo, con un pack impresionante. Difícil ir para atrás. Anduvimos bien, por suerte y creo que eso fue lo que hizo que me convocaran»,  aseguró.

«Estuve convocado en el seleccionado juvenil cuando el entrenador era Juan Carlos El Pavo López y me lesioné peroné y ligamentos. . . ahora estoy disfrutando esta etapa y estoy atento a todos los que me dan consejos en el scrum, que es lo más me falta y más necesito. La formación, poner recta la columna, tomarse los brazos… son muchas cosas. Estuve formando con los que jugaron mundiales y tomo todo lo que me dicen porque es un puesto complicado. Seguro que los consejos me van a servir», añadió.

Aunque tenía un poco reservas antes de sumarse al plantel, se le disiparon cuando estuvo en contacto con el resto de los chicos. «Es un grupo excelente. Antes de venir, tenía un poco de resquemor porque tenía un poco de ‘pica’ con uno, con otro por los partidos de clubes. Pero todos son buenos changos… aconsejan, te dan ánimo con el rendimiento físico. Excelentes todos. Incluso hasta me ofrecieron pantalón y medias, ja», se ríe.

– Entonces ¿cuál es el objetivo para esta temporada?

– Lo que más quiero es salir campeón con mi club. Aquí estoy mejorando, quiero aprender todo lo que pueda. Sé que es difícil jugar un Argentino pero entreno y estoy. Si se me abre un hueco para jugar, que espero así sea, daré todo por la Naranja.

Esta noche, seguro, tendrá pantalones y medias porque el grupo no lo dejará en banda. Es lo primero que aprendió. Y seguro aprenderá mucho más.