Universitario es el campeón del Regional del NOA

Con un juego estratégico y gracias a su sólida defensa, logró sumar su título 24 al vencer por 15 a 9 a Lawn Tennis. Gran actuación de Facundo Noval.

Con los dientes apretados, con los músculos tensos, jugando al límite en sus 25 yardas, con la agitación y la pulsación a mil en esos casi 10 minutos finales, así defendió Universitario su título 24 y así gritar campeón del Regional del NOA ante un gran marco de público que llenó La Caldera del Parque.

Fue 15 a 9 el resultado final sobre un Lawn Tennis que dio todo, buscó por todos los sectores de la cancha pero Uni le cerró las puertas con una potente defensa. Tampoco el local pudo aprovechar los momentos que tuvo. No fue la mejor tarde a los palos de Santiago Rez Masud.

El partido fue táctico, desde el minuto 1. Uni ya sabía que no debía abrir el juego demasiado porque enfrente tenía un rival que siempre está a la pesca de los errores, con jugadores rápidos para el ataque. Una vez que consolidaba con sus delanteros, la patada del medio scrum Juan Ledesma buscaba el cielo, atentos a un error de recepción. Pero eso no sucedía. Hubo que esperar hasta el minuto 19, cuando el apertura de la U, Juan Torres, se paró frente a los palos y ejecutó un excelente drop para abrir el marcador. Rez Masud tuvo dos ocasiones para igualar. Pero sus patadas se fueron anchas.

Universitario, fiel a su libreto, no salía casi de mitad de campo porque ante cada patada de su medio scrum, Lawn Tennis se venía con pelota dominaba pero sus acciones eran detenidas con las asfixiante y envolvente marca de Tomás del Pero y Nicolás Sbrocco, puntales de una defensa impecable.

Sobre la hora del primer tiempo, Rez Masud rompió el maleficio e igualó el partido pero en la jugada siguiente, una pantalla en la recepción de la salida le dio la oportunidad a Facundo Noval de su primer intento a los palos y de comenzar a convertirse en jugador clave del partido.

Un escueto 6 a 3 para las Serpientes fue el parcial y se vendría lo mejor para el complemento.

Los dos salieron equipos salieron con un ritmo infernal, apenas comenzado el segundo tiempo. Y lo sostendrían casi hasta el final. Vino una seguidilla de penales donde en el duelo de pateadores, la pulseada la ganó Noval -que hasta se dio el lujo de jugar de medio scrum- porque los delanteros de Universitario dejaron en claro que también saben jugar el scrum. De esa formación vinieron dos penales para el ahora campeón y desde el minuto 21, cuando las cosas ya estaba 15 a 9 para la visita, la tensión en el partido y en el ambiente, fue creciendo. Pero el juego, salvo un par de escaramuzas, fue leal.

Con alma y corazón. Así defendió Universitario su in goal.

Llegaron los cambios y Lawn Tennis se esforzaba por encontrar espacios para perforar esa muralla azul y gris. Imposible. Ni siquiera cuando la visita tuvo dos jugadores menos (Herrera y Rojas, con amarillas) logró hacerlo.

Los últimos minutos, el local se hizo de la pelota y Joaquín López Islas mandó a sus delanteros a cuidar y tener la guinda para provocar un penal, un scrum que le diera esa esperanza que hasta el minuto 35 del complemento, no había aparecido. Paso a paso fue metiéndose de las 10 yardas a las 25. El pick and go, trabajado y sostenido, hacía retroceder a la defensa de Uni que no cedía al penal.

Comenzó a levantarse el aliento de ambas tribunas. Cada quien sosteniendo en sus manos el rezo que lo lleve a concretar el máximo deseo.

El sonido de la chicharra, con los delanteros de ambos equipos trenzados en la pugna de la pelota en las 25 yardas de Uni, no hacía más que acentuar el dramatismo del final.

Hasta que finalmente el árbitro Matías Ortiz de Rosas pitó una infracción del local y se desató la locura de los costados. No había tiempo para más.

Una frase de nuestro colega Leo Forgas definió el partido: si jugaban dos días más, no iban a llegar al in goal ninguno de los dos. Porque ambos equipos fueron un canto a la defensa. Pero simplemente Uni se equivocó menos.

Universitario gritó campeón y se transformó en el indiscutible Rey de Copas del rugby tucumano. 24 títulos, nada más y nada menos.

Síntesis:

Lawn Tennis: 1. Mariano Barrionuevo (Santiago Bellagamba) 2. Marcelo Marina (Gastón Fara) 3. Maximiliano De la Jara (Rodrigo Navarro) 4. Ezio Jogna Prat 5. Santiago Pérez Argüello (Juan Pablo Vie) 6. Ignacio Manino (Santiago Marrupe) 7. José Calliera 8. Ezio Jogna Prats 9. Joaquín López Islas 10. Stéfano Ferro 11. José Barros Sosa (Facundo Novillo) 12. Santiago Rez Masud 13. Juan Manino 14. Lucio Juárez Chico 15. Matías Ferro  

Entrenadores: Bernabé Alzabé – René Sueldo – Ramiro Rengel.

Universitario: 1. Thomas Gallo (Agustín Mansilla) 2. Ignacio Fordhan (Juan Ignacio Cruz) 3. Nicolás Triviño (Francisco Trejo) 4. Jorge Herrera 5. Javier Merlini 6. Juan Manca (Bruno Sbrocco) 7. Tomás Delpero 8. Nicolás Sbrocco 9. Juan Ledesma (Ramiro Ferreyra) 10. Alejandro Torres 11. Agustín Teruel 12. Agustín Rojas 13. Gastón Plaza 14. Agustín Plaza 15. Facundo Noval. 

Entrenadores: Gonzalo Triviño – Federico Puerari – Oscar Prado – Carlos Colacciopo.

Tantos: Primer tiempo: 19′ drop de Torres (U), 38′ penal de Rez Masud (LT) y 40′ penal de Noval (U).

Parcial: Lawn Tennis 3 – Universitario 6

Segundo tiempo: 4′ y 8′ penales de Rez Masud (LT), 7′, 16′ y 21′ penales de Noval (U).

Resultado final: Lawn Tennis 9 – Universitario 15

Incidencias: 39′ PT amonestado, Torres (U). 6′ ST, amonestado Marrupe (LT), 28′ ST, amonestado Herrera (U) y 36′ ST, amonestado A. Rojas (U).

Arbitro: Matías Ortiz de Rosas.

Asistentes: Patricio Padrón – César Ponce. JTI: José Aguero – David Costilla.

Cancha: Lawn Tennis.

Relacionados