Una «SOBERBIA» actuación de Mario Ledesma dejó a los Pumas al borde de la eliminación

No respetó experiencia ni antecedentes, apostó a tres centro y un solo apertura y no le salió, confía solo en quienes aportan y hasta acá aporto desarticulación a un equipo sensación en Inglaterra 2015, hoy desafió a las matemáticas, pues no le tiene fe a Tonga pero quiere llegar a Francia 2023.

Era una final, y él propuso dejar en el banco a Agustín Creevy y no convocar a Sánchez y Moyano, apostando a la juventud de Carreras y Mensa. Si Urdapilleta no funcionaba, de la Fuente era su alternativa de apertura. Se jugó y le salió mal.

El equipo arrancó con dominio territorial y posesión de pelota; pero nuevamente cuando se planta el rival, se acaban las variantes en el ataque, por lo que no aportó nada nuevo a lo que le sucedió en la Rugby Championship. Cuando tuvieron un penal, ese detalle les hizo elegir sumar con el pie que buscar mediante el line y maul.

De allí en más, Inglaterra empezó a crecer, en base a defensa, control de pelota y jugando a la espalda de los rivales, algo similar a los que pasó contra Francia y no aportó variante en defensa.

Urdapilleta no tuvo una buena tarde, Lavanini vio la roja, Montoya no fue el mismo que contra Tonga, Mensa no jugo lo suficiente para poder aportar, Bofelli como fullback eficiente a la hora de usar el pie por falta de apertura, le fue mal. Jerónimo de la Fuente como apertura demostró que es un excelente centro, en definitiva nada de lo que propuso resultó.

Para variar, se apoyó en la expulsión de Lavanini para escudarse en la diferencia que hizo el seleccionado de la Rosa, pues siempre tiene una excusa.

Resultado de imagen para foto de Mario ledesma

Realmente una actuación soberbia, a punto tal que ya piensa en Francia, sin capacidad para analizar, si es necesario dar un paso al costado. No fue el héroe de la jornada. se transformo en un soberbio villano, solo apoyado por el Club de Amigos de A.P. y esto le hace mal al rugby argentino a tal punto que Él, ya eliminó a los Pumas del Mundial y no tiene esperanza en que Tonga les de una mano.