Una noticia que duele

Uno de los símbolos del rugby sudafricano de mediados de los 90, Joos Van der Westhuizen, fue diagnosticado de una enfermedad terminal.

Como se sabía, el ex capitán de los Springboks Joost van der Westhuizen sufre de una grave enfermedad. Después de realizarse estudios en Estados Unidos, se confirmó que padece el mal de Lou Gehrig, conocido como esclerosis lateral amiotrófica.

La salud del genial medio scrum sudafricano fue desmejorando. En un comunicado, su agente dijo: «Está muy sorprendido y molesto por la noticia. Se trata de un panorama sombrío y ahora es momento de pasar algún tiempo en casa con sus hijos. Joost está devastado y ha pedido que lo dejen solo para que pueda ordenar sus pensamientos».

El medio scrum de los Springboks tiene su historia estrechamente vinculada con la Argentina: su primer test-match para los Springboks lo jugó en la cancha de Ferro, en noviembre de 1993, ante el seleccionado nacional. Tenía 22 años.  De ahí en más jugó  89 test-matches en los que consiguió anotar 195 puntos y 38 tries; fue campeón mundial en su país en 1995 y actuó como capitán de los Springboks que finalizaron terceros en Gales 99.

El mal de Lou Gehrig es una enfermedad degenerativa de tipo neuromuscular por la cual unas células del sistema nervioso llamadas motoneuronas disminuyen gradualmente su funcionamiento y mueren, provocando una parálisis muscular progresiva de pronóstico mortal. La misma que sufrió nuestro querido «Negro» Fontanarrosa.