Una derrota que duele

Los Pumas cayeron frente al equipo Inglés por 13 a 9. Pero mostrarom muy buen nivel y estuvieron a un paso del batacazo.

Perder frente a Inglaterra en el debut de la copa de mundo, estaba en los cálculos de la mayoría, salvo nosotros como argentinos, pués somos todos Pumas. Por lo que esta derrota no debería doler. Pero duele más de lo pensado por los siguientes motivos:

  • Se jugó  un partido muy bien planificado y que estaba dando sus réditos pero fueron cinco minutos de desconcetración a poco del  final que esfumaron la ilisión de un batacazo.
  • El ganador no jugó mejor que los Pumas, solo fue llevado por el amor propio de saber que está en un escalón más alto de profesionalismo y resultaría una afrenta mundial
  • Nos dejo fuertes secuelas, ya que hubo dos bajas importantes, habrá que ver la gravedad de las lesiones de Contempomi y Tiesi.
  • Porque el fenómeno Wilkinson no estuvo en su día y no se sacó provecho de ello, como contra partida nuestros pateadores no se quedaron atrás a pesar de las varias posibilidades que hubieran sacado una diferencia clave en momentos algidos del partido.
  • Porque se hizo mucho y nos quedamos con muy poco.
  • Porque arrancas remando desde atrás y la cuesta no es imposible pero la carga de buscar el resultado puede jugar en contra. 

Lo bueno es que el dolor ayuda a crecer, de él se aprende y en los próximos partidos seguramente nuestro Pumas  continuarán dando muestra de su jerarquía