«Un sueño jugar rugby profesional»

Lo dice Nicolás Sánchez, el Puma tucumano que ahora forma parte del plantel del Bordeaux francés y que hasta hace poco vestía la camiseta de Lawn  Tennis.

No fue fácil para el apertura tucumano llegar a Francia. Y no lo decíamos porque tuvo complicaciones en el viaje. Para nada. Es que antes de viajar, se le complicaron las cosas con los vuelos suspendidos por las cenizas del volcán Pelleh y debía estar en Buenos Aires sí o sí. Así que sin pensarlo, sin esperar que el clima acompañe, su papá agarró el auto y….. vamos a Bi Ei.

Así llegó Nicolás al lugar donde debía para terminar todo el papeleo y comenzar su periplo, su viaje hacia Francia, nuevo destino de su rugby.

«Estoy bien. Francia es una experiencia nueva…un sueño poder jugar rugby profesional y más en un torneo como es el Top 14…Llevo una semana ya en Bordeaux y la verdad que me recibieron de una manera espectacular: los jugadores, entrenadores, los dirigentes y el presidente», nos contaba Cachorro vía electrónica.

Pero el ex «benjamín» no está sólo. En el equipo lo acompaña otro argentino: «Rafa» Carballo. «Me me abrió las puertas de su casa y me está ayudando muchísimo para instalarme y con el idioma, que no sé decir nada todavía», confesaba «Cachorro».

Además, Carballo tuvo buenos conceptos en una entrevista con el medio oficial del Bordeaux, diciendo sobre Sánchez que «es un joven con un montón de cualidades. Es un número 10 y gran defensor a pesar de su tamaño, con un buen juego de patadas y que gusta atacar. Este es un gran tipo. Creo que cuando se comienza a hablar francés, a todos les va a encantar».

Sánchez se quedará hasta mayo en Francia. Allí lo acompañará su novia durante 3 meses y dentro de poco van su mama y su  papá «que vienen en dos semanas a ayudar a instalarme. Estoy muy contento de estar en Bordeaux. La ciudad espectacular y la gente mejor».

Con respecto a la experiencia mundialista, dijo que «la verdad que fue algo espectacular haber llegado a jugar un Mundial…no me voy a olvidar nunca de lo que viví esos 3 meses entre preparación y el Mundial. Por ahí uno cuando está dentro de la lista de 30, siente un felicidad muy grande pero yo no me conformaba con eso: aspiraba a jugar. Obviamente era muy difícil que juegue por haber debutado pero fue una experiencia increíble».