Un fin de semana inolvidable

MERECIDO. El trofeo en buenas manos, de la capitana, María Moreno.

Aguará Guazú gritó campeón en el Regional del NOA femenino en Salta, clasificó al Nacional de Clubes, se tomó revancha de Cardenales y desató la fiesta en la ciudad de Aguilares. Lindo combo, ¿no?

Se habían quedado con ganas el año pasado y por eso les tocó la oportunidad de demostrar que podían. Les tocó el mismo rival y esta vez no dudaron. Fue 19 a 12 contra Cardenales para que el Zorro del sur grite por primera vez campeón con voz femenina en el Regional del NOA.

“Se nos escapó así el año pasado…», confesaba un exultante José Lezcano, entrenador del equipo femenino de Aguará Guazú.

«Uno siempre trabaja para conseguir lo mejor. Si bien había que jugar los partidos, nuestro fin era clasificar para el Nacional de Clubes, el tercero que jugaremos. Y una vez clasificados, había que jugar la final, con el mismo rival que el año pasado. Sabía que estaban cansadas pero como decía un viejo amigo mío, uno cuando no llega con las piernas tienen que llegar con el corazón. Y ese fue el mensaje. Hay que jugarlo con el corazón. Y fue una alegría enorme para ellas porque son chicas que se sacrifican mucho, estudian, trabajan… Hay una jugadora que viene a entrenar acá desde la capital y es un esfuerzo enorme. Por eso estoy contento por haber ganado el título», dijo Lescano.

“Tenemos un mes para ponernos a punto para el Nacional de Clubes que será en Santa Fe, los primeros días de octubre. Hay que corregir errores, filmamos los partidos y nos sentaremos a ver qué hay que mejorar. Esto es muy importante para la ciudad y para el club. Siendo del interior siempre nos cuesta el doble», señaló.

Con voz de capitana

Hizo un gran esfuerzo. Estuvo una semana en Buenos Aires, convocada para el plantel nacional de Seven, terminó la concentración y tomó un avión a Salta para esperar a sus compañeras y jugar el Regional. Ese esfuerzo tuvo premio: la cinta de capitán.

“Es muy lindo poder salir campeón con tu club… es lo que venimos buscando hace bastante”, dijo más tranquila, María Florencia Moreno. “Debe ser como hace tres años que venimos buscando salir campeonas y no se nos daba. Creo más por cabeza. Más que nada, faltaba madurar un poquito más. Fue muy duro el torneo porque cada vez hay más competencia en el norte. Son muy parejos los equipos y se nota en los resultados de todos los partidos. El nivel va mejorando”, analizó la capitana.

“La Querencia fue el partido más difícil. Después de ganarles, dijimos que vinimos a Salta a clasificar al Nacional de Clubes. Lo demás, venía solo. Teníamos que salir a divertirnos y con un poco de esfuerzo, tranquilas de cabeza, el premio mayor llegaba solo”, señaló.

DE FETEJO. Las chicas no pararon de festejar.

– ¿Se divirtieron?

– Síiii…. A pesar de que eran partidos fuertes, que tenías que estar todo el tiempo concentrada, tratamos de estar tranquilas, hacer lo que veníamos haciendo hace tiempo y por fin se dio…

– Cómo se viven los últimos momentos…

– Sinceramente no sabía que ya terminaba. No estaba al tanto del tiempo y eso que estaba afuera de la cancha en ese momento, así que era peor. Pedía el tiempo para saber cómo íbamos y nadie decía nada. Hasta que escuché el silbato del árbitro y, nada… ahí fue alegría total, el premio al esfuerzo, de entrenar mucho, mucho tiempo, muchos años… se nos dio (se emociona)

– ¿Qué sifnifica para el club y para ustedes este campeonato?

– Es un gran paso porque ir al Nacional de Clubes diciendo que salimos campeonas del NOA es otra cosa. Tenemos más peso… más chapa, ja ja ja … Las chicas de otros clubes me preguntaban si realmente le habíamos ganado a Cardenales. Y sí… estaban sorprendidas.

– Las Huarmi dirán que les ganaron sin algunas figuras…

– Sí… ja ja ja … es lo primero que dijeron pero que digan lo que quieran… las campeonas somos nosotras… ja ja ja …

Relacionados