‘Um campeão’ con tonada tucumana

cbc. cncncnc

Es de verdad. Chicho, con el trofeo ganado con Curitiba, en Brasil.  (Foto: facebook)

El full back de Cardenales, Germán Núñez, jugó este año en el Curitiba RC y festejó el segundo título del club junto a sus nuevos compañeros. «Una experiencia invalorable», dijo Chicho.

Viajó más de 2000 kilómetros con el bolso cargado de ilusiones. Iba prácticamente hacia lo desconocido, salvo un par de personas de confianza y nada más. Todo lo demás era nuevo. Hasta el idioma.

«Y… al principio no entendia nada. Agora falo muito portugueis», arranca Germán Núñez ya en las cálidas tierras tucumanas luego de su experiencia brasilera.

«La experiencia fue muy buena. Llegar a un lugar que no conocía, estar solo, hacer cosas que no estaba acostumbrado. Me hizo crecer como jugador y como persona. Madurás, seguro», dijo.

«Al principio no fue tan lindo porque no estaba acostumbrado a hacer las cosas solo pero mientras pasaba el tiempo, las cosas cambiaron», añadió.

«El contacto fue a través de Nahuel Quiroga. Curitiba había salido campeón en 2014 y el año pasado perdió la final. Fui con mucha ilusión porque sabía que tenían un buen equipo y había armar un buen grupo para salir campeón. Comenzamos bien pero luego me desilusionando porque comenzamos a caer. En la segunda fecha de la segunda ronda estábamos a 6 puntos del segundo y a 17 del primero y ahí sólo juegan la final entre los dos primeros. Pero comenzamos a levantar, ganamos partidos importantes con punto bonus y sobre el final, descontamos puntos. En la última fecha de la ronda jugamos contra el segundo y le ganamos el derecho para jugar la final. Y ahí sí, fue otra cosa. Empatamos en el tiempo reglamentario y en el suplementario. Llegamos a la definición por drops. Yo había convertido dos penales y una conversión pero estaba cansadísimo. Pateó Leonardo y ganamos 2 a 1 en drops pero festejamos mucho por lo que nos costó» aseguró Germán.

«Ochenta minutos y dos tiempos extras no fueron suficientes para definir al campeón brasileño de clubes de 2016. Curitiba y Desterro terminaron empatados en 13 puntos y el juego se definió con drops. Curitiba fue mejor y convirtió dos tiros contra uno del equipo de Santa Catarina y se convirtió en campeón de Brasil por segunda vez, en su tercera final consecutiva» decía la crónica del encuentro.

«Es algo grandioso ser campeón en un lugar que no es tu casa y es más, siendo un desconocido total para todo el mundo aunque después la gente terminó pidiendo fotos. Además, fui el goleador del torneo igual que el 20 13 en Cardenales», contó orgulloso.

 «No es el mismo rugby que se juega acá. Nosotros somos más técnicos. Es parecido en cuanto a la forma de juego, con mucho de forwards y los 3/4 rematando las jugadas pero falta mucho todavía» describió en cuanto al juego que se disputa en el Brasileiro.

«Volví con una experiencia muy linda aunque no sé si la repetiría. Quiero disfrutar de mi familia y de mis amigos. Además, los sánguches de milanesa no tienen nada que ver. Fue lo primero que pedí cuando volví, ja ja ja», cerró con una ocurrencia el siempre vigente Chicho Núñez.

 

Relacionados