Tucumanos rompedores de récords

Ramiro Moyano tiene gran temporada este 2018. El wing de Lince suma 14 tries en Los Pumas y sigue el camino de José María Núñez Piossek que es el tryman histórico del seleccionado nacional con 29. Números para todos los gustos.

Los tucumanos que pasaron por Los Pumas dejaron huella. Sea por su garra, por su carisma, por su técnica…. o por sus récords. La capitanía de Pablo Garretón (Inglaterra, 1991) convirtiéndose en el primero del interior del país; los certeros disparos y tries de Santiago Mesón, que sumaron 365 puntos en diez años en tiempos en los que se jugaban menos test matches que ahora o los tries de José María Núñez Piossek, son una pequeña muestra de lo que dan nuestros hombres nacidos en el rugby tucumano cuando visten la camiseta nacional.

El jugador de Huirapuca, debutó en la Naranja con apenas 17 años y no pasó mucho para llegar a los seleccionados nacionales. El día fue el 19 de mayo de 2001 ante Uruguay donde, además, comenzó su romance con el in goal rival. Allí anotó el primero de los 29 tries en 28 presentaciones oficiales. Su último try fue ante Gales, en el 2006 y ese record aún sigue vigente.

También hay otra estadística que tiene nombre y apellido tucumano: Martín Terán Nougues, el jugador más joven en convertir un try en un Mundial con la camiseta argentina. Fue ante Australia, en 1991.

Y el último record que dio que hablar al mundo rugby: Nicolás Sánchez, que pasó a liderar la tabla de goleadores con la camiseta nacional con 667 tantos producto de 11 tries, 93 conversiones y 130 penales. Y es el único en vigencia que puede seguir aumentando esos números con los dos partidos que le quedan a Los Pumas por el Rugby Championship: el 29 de setiembre ante los All Blacks y el 6 de octubre ante Australia, en Salta.

Pero Ramiro Moyano es el tucumano que se proyecta a seguir rompiendo récords: ya tuvo unos números impresionantes este año en el RCh siendo el jugador que logró 346 metros corridos con pelota, superando 23 rivales. Y dejando rivales, suma tries y va en busca de ser el tryman de la historia de Los Pumas.

Hablemos de la Joya

El wing-fullback de Lince, que comenzó a los 10 años corriendo en los campos del club de Silvano Bores, también comenzó a tumbar números nacionales. Su carrera en juveniles fue meteórica hasta que fue convocado a juveniles en el 2009 (Pumitas) y sus presencias fueron una fija en los seleccionados. Suma 14 tries en 26 partidos con la albiceleste desde el 22 de Mayo del 2011, ante Chile, con apenas 20 años. Y si bien salió lesionado ante Australia, todavía le quedan los dos partidos del 4 Naciones y las ventanas de fin de año para aumentar su record.

Su último try anotado a los All Blacks, por la tercera fecha del Rugby Championship, fue elegido como el mejor de fecha

Tuvo varias lesiones que le quitaron continuidad pero sumando los tries de Jaguares (2016/17, cinco y en 2018, seis) Rama llega a las 26 conquistas. Esos tries no son considerados como presentaciones oficiales. De todas maneras está por encima de históricos como Juan Manuel Leguizamón, con 13 conquistas (83 partidos) aunque Joaquín Tuculet (que se recupera de una lesión) lo supera por un try con 16 y tiene 56 test matches.

Palabra de hermano

Quién mejor para hablar de Ramiro que un compañero de toda la vida. No sólo del club. Su hermano Rodrigo, con el que comenzaron juntos el amor por el rugby en Lince, se emociona al hablar a su hermano.

“Siempre soñó con jugar en Los Pumas. Se ponía mal cuando no estaba en las listas porque creía en él, que podía. Se merece todo lo que está pasando y el esfuerzo y entrega que tiene todos los días. Hay muy pocas personas como Ramiro, que tiene una gran disciplina en su vida como ejemplificarte que no prueba alcohol. De chico, ja… no le gustaba caerse al pasto. Usaba pantalón largo y mangas largas porque no le gustaba ensuciarse. Al principio no quería saber nada, hasta que comenzó a jugar y divertirse. Desde el 2009 comenzó en los seleccionados nacionales. Y fue duro para nosotros porque nos separamos…. de estar todo el día juntos. Nos quedamos sin papá cuando éramos chicos y después, sin mi mamá… y nos separamos. Por eso estoy orgulloso de todo lo que le está pasando. Porque le costó mucho. Y disfruto el presente que tiene. Está en su mejor momento. Creció mucho. Está más maduro, muy bien físicamente y eso lo noto en el contacto con los rivales. Descarado pero maduro a la hora de tomar desiciones y riesgos… ja ja. Y con una gran confianza. Se lo merece por el gran jugador y la gran persona que es… ¿Si puede superar al Negro José María?? Y yo le tengo fe siempre!!! Cada partido siempre algo va a generar… aunque, bueno, son 29 tries. Pero yo firmo que sí… ciego!!!”.

Palabra de hermano.

colaboración estadística: Tomás Gray 

Relacionados