Tucumán volvió a quedarse con las manos vacías

En la pileta y con las copas. Salta festeja (Fotos: Ricardo Holle)

En la segunda jornada del Seven de la República, Tucumán no pudo romper el maleficio y nuevamente volverá de Paraná con las manos vacías. Cayó en la final de la Copa de Oro con Salta por 7 a 5.

El día habla empezado con una sonrisa para los tucumanos, que habían derrotado en semifinales, de manera heroica a Córdoba por 14 a 12. Contra los de la Docta, el encuentro siempre les fue desfavorable pero la buena defensa «naranja» mantuvo las cosas igualadas en 0. Sin embargo, los cordobeses pudieron quebrar ese férreo flanco defensivo cuando su rival se quedo con hombres menos, por las amonestaciones de Matias Orlando y Ramiro Moyano.

Cuando el duelo parecía que estaba liquidado, apareció Andres Chavanne para descontar y Moyano para anotar el try del triunfo cuando ya había sonado la chicharra.

Pero el final del día, no fue lo que los jugadores y cuerpo técnico soñaron y en un duelo muy parejo, los «mayuatos» se quedaron con el trofeo.

En la final, Tucuman arrancó un poquito mejor y después de la buena conquista de Augusto Lopez, su rendimiento fue decayendo y termino cediendo posesión y territorio a su rival.

Salta golpeó repetidamente las puertas del ingoal, pero una pared «naranja» le impedía hacerse con su cometido. De tanto ir, los saltenos tuvieron su premio a un minuto del final y encima Ramiro Chavez clavó la conversión casi desde la bandera para completar la jugada de siete puntos, que había comenzado con el try de Francisco Arias Linares.

Sobre el final, los «naranjas» intentaron la heroica y estuvieron a un paso de conseguirlo, pero el disparo de Javier Rojas se fue desviado.

La actuación tucumana fue buena, demostró una gran defensa pero le falto tener mas la pelota (tanto ante Córdoba como contra Salta)y eso le termino pasando factura en la definición. La cita con la historia quedará para más adelante.

Con el resultado consumado y la tristeza a cuestas luego de la derrota en la final del Seven de la República, Santiago Rocchia Ferro habló con Rugby Tucumano y dejó algunos conceptos muy interesantes.

«Haciendo un balance, me parece que se jugó un muy buen torneo. Nosotros sabemos que el Seven no te da posibilidad de equivocarte y la pagamos caro. Además ellos también contaron con esa cuota de suerte necesaria, ya que metieron una conversión muy difícil. Es una lástima porque teníamos un gran equipo, pero tendremos que pensar en la revancha para el año que viene», comentó.

También contó por qué Tucumán no se quedó con el torneo. «No supimos definir en los momentos que tuvimos oportunidad de hacerlo y Salta nos hace un try porque nos salimos del sistema que habíamos planteado, producto de nuestros nervios. Fue un segundo en el que se nos fue el partido», explicó el jugador de Huirapuca.

«La verdad que estamos mal porque vinimos a buscar este campeonato que a Tucumán le hace falta, podríamos haber quedado en la historia. Estamos tristes», confesó el lungo .

Para finalizar, Rocchia Ferro fue autocrítico con el juego de la segunda jornada. «Con Córdoba y Salta nos salimos del sistema y eso en el seven te cuesta perder un partido. Por suerte con los cordobeses pudimos revertirlo y en la final, lamentablemente, no pudimos hacerlo», finalizó.

Desde Paraná, de un enviado especial para Rugby Tucumano