Tucumán a la final, se impuso con autoridad a Buenos Aires

0.achEl equipo tucumano con mucha actitud, una firme defensa y hambre de gloria se hizo dueño ganó el clásico del rugby argentino por 25 a 18 a las águilas bonaerenses que se mostraron carentes de ideas para vulnerar la defensa tucumana.

Si bien al conjunto Naranja le costó acomodarse en el encuentro, luego de los diez primeros minutos empezó a imponer su autoridad. Ya que se plantaron en defensa y desbarataron el esquema limitado que trajeron “Las Águilas”, a partir de allí les quitaron el protagonismo a los visitantes y de a poco edificaron un triunfo que no estuvo en duda en ningún momento.

La idea de los conducidos por el “Yanqui” Martín era jugar en el campo adversario a buscar el error rival a partir de la presión, fue allí cuando emergió la figura de Gonzalo Gutiérrez Taboada que utilizó el pie eficazmente con las bombas a cargar y la velocidad de sus compañeros para buscar sacar réditos de la presión.

La cuatro recepciones naranjas fueron flojas y esto le posibilitó a los porteños en cuatro minutos y luego de un penal de Ledesma, pasar por única vez al frente con un try del canario Gossio.

De allí para adelante la visita tenia el control territorial pero carecía de profundidad en ataque por lo que Tucumán se hacía fuerte desde lo físico y lo mental. Tucumán paso muy poco la mitad del campo de juego pero cada vez que lo hizo regresaba con puntos, ya que resultaban incontenibles para la defensa visitante y provocaban penales.

Por el lado de los de la URBA, Gutiérrez Taboada, que junto a Méndez y Estelles querían encontrar el camino, no estaba fino a la hora de ejecutar los penales y sumado al adversario, estos yerros les iban diezmando las ideas de ataque.

En el minuto 30, una embestida de los delanteros tucumano quebró a la frágil resistencia rival y desacomodó las línea defensiva y luego en un lindo pasamano, la pelota se apoyó en el ingoal de Buenos Aires, a instancias de Matías Orlando, para estirar diferencia y empezar a marcar el rumbo hacia la final para los dueños de casa. Ya que los de Molinuevo y compañía se agrandaron.

El resultado parcial de 16 a 8 le daba tranquilidad a los dueños de casa para analizar como sería el segundo capítulo.

En el arranque del segundo tiempo, al minuto de juego un penal de Ledesma estiro aun más las diferencia y todo quedaba en las manos visitantes para ver como resolvían la encrucijada de encontrarse abajo y no tener profundidad.

Y la reacción porteña llegó, teniendo por abanderados a Gonzales Iglesia y Estelles que buscaron darle profundidad a su ataque y en parte lo lograron pero también encontraron una defensa Naranja que solo le permitía avanzar hasta determinada posición en el terreno, línea de 22, para plantarse y dar batalla. Ojo no fueron muchas las intentonas; pero sirvió para que los guiados por Gutiérrez Taboada  se acercaran en el marcador mediante un penal y un try convertido.  Por el lado de los locales con mucha autoridad se plantaron y fueron estirando ventajas a través de los penales y de a poco ir liquidando al rival que nunca encontró la vuelta al partido ya que la estrategia primera no les salió (Jugar en terreno adversario y buscar su error por la presión) y se quedaron sin ideas para explotar los otros recursos que poseen.

Cuando la visita estuvo cerca del marcador, 22 a 18, fue cuando afloró la personalidad del conjunto tucumano demostrando autoridad, otros lo llaman de otra manera, y hambre de gloria, ellos quieren ir por más, ellos quieren ser campeones y así se lo hicieron entender al rival ya que no les permitieron atacar y se defendieron en el territorio rival, terminando muy cerca del ingoal de Buenos Aires.

Síntesis

Tucumán: Roberto Tejerizo, Diego Vidal y Ariel Castellina; Carlos Cáceres y Gabriel Pata Curello ©; Nicolás Proto, Álvaro Galindo y Antonio Ahualli. Luis castillo y Maximiliano Ledesma. Macario Villaluenga, Matías Frías Silva, Matías Orlando, Gabriel Herrera y Andrés Chavanne. Entrenadores Molinuevo – Macome – Ternavasio

También jugaron: Lucas Noguera Paz por Tejerizo, Germán Aráoz por Castellina, Luciano Proto por Vidal, Juan Guerineau por Pata Curello, Juan Simón por Ahualli, y Mariano centurión por Castillo.

Buenos Aires: Martín Brousson, Marcelo Brandi y Ramiro Herrera; Pablo Colarini y Lucas Ponce; Javier Ortega Desio, Tomas de la Vega ©, y Cristian Etchart. Santiago Mendez y Bautista Güemez. Lucas Camacho, Santiago González Iglesias, Juan Pablo Estelles, Agustín Gossio y Gonzálo Gutiérrez Taboada. Entrenadores: J. Fernández Miranda – N. Fernández Miranda – Martin – Werner.

También jugaron: Lucas maguire por Gossio, Martín García Veiga por Brandi, Gonzálo Delguy por Colarini y Tobías Moyano por Ortega Desio.

Tantos: PT: 3’ penal de Ledesma (T), 4’ try de Gossio (BA), 12’ penal de Ledesma (T), 29’ penal de gutiérrz Taboada (BA), 31’ try de Orlando conv. Ledesma (T) y 37 penal de Ledesma (T). Resultado Parcial: Tucumán 16 Buenos Aires 8.

ST: 1’ penal de Ledesma (T), 3’ penal de Gutiérrez Taboada BA), 20’ penal de Ledesma (T), 28’ try de Gutiérrez Taboada conv. el mismo (BA) y 35’ penal de Ledesma (T). Resultado Final: Tucumán 25 – Buenos Aires 18

Incidencias: ST amarilla para García Veiga (BA)

Árbitro del encuentro: Juan Sylvestre (Rosario)

Cancha: Tucumán Lawn Tennis.