Tres tucumanos en la última concentración Pumita del año

Gonzalo Albornoz, Francisco Caram y Mariano Muntaner, todos de Tucumán Rugby, viajarán a Tandil para el entrenamiento de la M20 que tiene al Mundial de Italia en la mira.

Entre el 25 y el 28 de noviembre, 39 juveniles de diferentes academias y centros de rugby del país participarán en la concentración nacional de Tandil. Será la última del año para el plantel de M-20, que tiene en vistas el Mundial de la categoría que en 2020 se desarrollará en Italia.

Cabe recordar que la edición de este año que se disputó en Rosario fue un momento bisagra para jugadores como Mateo Carreras, Bautista Pedemonte, Juan Pablo Castro y Santiago Chocobares, quienes ahora serán parte de la pretemporada de Jaguares. De aquel plantel, otros estarán en la concentración en Tandil, como los casos de Manuel Bernstein, Lucas Bur, Estanislao Carullo, Juan Cruz Pérez Rachel y Marcos Moneta.

La novedad pasa por los juveniles que harán sus primeras armas en la categoría, considerando que algunos de ellos participaron en la gira de este año a Sudáfrica como jugadores de M-18. Además del entrenamiento en cancha, la concentración tendrá un fuerte foco en el trabajo de equipo y la construcción de identidad. El Head Coach, José Pellicena, contó sus impresiones en la previa:

“El objetivo es seguir conociendo a los jugadores, que nos conozcan al staff y se conozcan entre ellos. Es un grupo que en lo que va del año se juntaron solo en Tucumán. Nos ayuda también a seguir amalgamando y compartiendo ideas respecto del juego, en base a experiencias del año pasado y teniendo en vistas el año que viene.

“Las dinámicas para la concentración están vinculadas a objetivos nutricionales, físicos y rugbysticos de cada jugador en vistas de lo que queda del año, la post temporada y la pretemporada del año próximo y todo el 2020. Otra parte de la concentración está vinculado al team building o trabajo de equipo, que es la detección de líderes, ver cómo sobreponerse a algunas adversidades, identificar el carácter de los jugadores y amalgamar al equipo para los desafíos y compromisos del año que viene.

“Si bien el foco está en el Mundial en junio de 2020 en Italia, no deja de ser una etapa del desarrollo de los jugadores. Falta mucho, es una parte del proceso y hay que seguir trabajando, pero hoy vivimos esto con la expectativa de que los chicos mejoren como jugadores y como personas”

Relacionados