«Titanes… en el fin»

Álvaro López González y Pablo Varela, dos titanes del rugby del NOA, decidieron dejar la práctica activa del deporte y eligieron la final del Torneo del Interior, para despedirse de su público.

Una jornada emotiva tremenda, aun cuando el resultado no fue el deseado, es la que se vivió ayer en la cancha de Cardenales, ya  que dos jugadores de la talla de Pablo Varela y Álvaro López González fueron ovacionados al momento de retirarse del campo de juego.

un justo tributo a dos titanes que le devolvieron la gloria a la isntitución allá por el 2002 y a lo largo de sus carreras pusieron siempre a su «Nales» querido entre los mejores.

Pablo Varela desarrolló toda su carrera en la institución, varias temporadas lució la cinta de capitán siendo un referente en el campo para su equipo, como para los rivales.

Un conocedor de la cocina, con la capacidad de hacer rápido el juego o hacerlo lento según lo exija el termómetro del encuentro. Rudo, aspero pero cabellero, con hidalguía, ya que adquirió los valores de este deporte y supo hacer amigos adentro y afuera de la cancha de juego.

EL verde césped no sentirá más la presión de los tapones de sus botines, pero seguramente, se hará sentir desde otro lugar de la cancha, ya como fiel seguidor de su equipo o como entrenador, o mejor aún como formador de futuros rugbier tal cual nos comentó en rugby tucumano radio.

Por el lado de Álvaro López González, se formó ne el club desde los 4 años, fue campeón con el club, como Naranjita y Naranja y se proyecto en el orden internacional. Alli jugó al rugby en Italia y vistiéndo la casaca del seleccionado italiano de seven, recorrió el mundo, para luego regresar y poner junto a sus amigos a Nales en lo más alto.

Su ausencia se sentirá demasiado, ya que su velocidad y potencia le daba siempre a Cardenales un plus para pasar al frente  e incluso en la final lo sufrió el propio campeón del torneo del interior.

Estos titanes dejan la actividad, para convertirse en leyendas, pues al recordarlos en cada batalla, engrandecerán sus figuras, más que nada en Silvano Bores al 400.