Sueño Puma cumplido

Los campeones de la Vodacom cumplen el sueño de ser titulares en Los Pumas.

El tucumano Nicolás Sánchez y el bonaerense Agustín Gosio serán titulares pro primera vez en el equipos de Los Pumas que jugará mañana ante los Barbarians Franceses en Chaco.

Uno nació en Buenos Aires, tiene 28 años y cumple el 17 de marzo. El otro nació en Tucumán, tiene 23 años y cumple el diez de octubre.

Uno juega de wing en Newman y el otro de apertura en Tucumán Lawn Tennis. Uno se llama Agustín Gosio y el otro Nicolás Sánchez.

Hasta aquí no existen coincidencias pero algunas hay, sobre todo dos: ambos salieron campeones de la Vodacom con Pampas XV y ambos, dejando de lado el torneo Sudamericano, están a horas de ser titulares por primera vez en el seleccionado mayor, un momento que ni soñaban hace sólo cuatro meses.

«Se dio todo bastante rápido. Primero lo que sucedió con los Pampas, que fue una muy linda experiencia, y después la convocatoria al seleccionado mayor. Todo lo que estoy viviendo es algo muy lindo y trato de disfrutarlo de la mejor manera posible», cuenta el Canario, que será uno de los wingers de arranque ante los Barbarians franceses. «Cuesta, cuesta, cuesta caer; pasó todo muy rápido. Me parece que, a medida de que pase el tiempo, me voy a ir dando cuenta todo lo que me está sucediendo», tira por el otro lado el tucumano, que será el 10 y el primer pateador del equipo que dirige Santiago Phelan.

-¿En cuánto cambió sus vidas de enero hasta ahora?

-Nico Sánchez: En un 100%. Hace tres meses ni me imaginaba estar donde estoy; lo único que quería era integrar la lista de Pampas que viajó a Sudáfrica. Pero ahora estoy acá, con los Pumas, disfrutando algo soñado.

-Agustín Gosio: Esta es una oportunidad que se nos presenta a varios, y creo que tenemos que jugar tranquilos y, más que nada, para el equipo.

A los dos se los ve radiantes. Contestan, escuchan, van y vienen, pero siempre con una sonrisa dibujada en el rostro. Los dos saben que, de buenas a primeras, sus apellidos entraron en la lista por ocupar un lugarcito en el próximo Mundial de Nueva Zelanda. Y obviamente no quiere desaprovechar la gran oportunidad que se les abrió gracias a su extraordinario rendimiento en el team que dirige Daniel Hourcade. «El sueño de todo jugador de rugby es jugar en los Pumas, y ahora a mí me toca debutar y con la diez; estoy contentísimo. Estoy tratando de aprovechar y de disfrutarlo al máximo», confiesa el apertura, mientras se pone la pilcha de modelo ante los requerimientos fotográficos de los distintos medios de prensa.

-¿Es un peso extra ser el pateador del equipo?

-Nicolás Sánchez: No es un peso, es algo que suma. Es muy lindo patear….

-¿Cómo se hace para abstraerse de la presión de la primera vez y poder jugar tranquilo?

– Agustín Gosio: Y todavía no lo sé, je. El sábado trataré de estar tranquilo e intentaré jugar para el equipo. Me parece que acá no estamos para mostrarnos individualmente, sino para sumarle en conjunto al equipo. Lo que yo busco es esto que te digo. Pero siempre disfrutando, porque cuanta más presión nos pongamos, pienso que va a ser peor. Obviamente que no va a ser fácil, porque es uno de los partidos más importantes de mi vida, pero lo intentaré.

Nico Sánchez: Creo que el tema pasa por apoyarse en el grupo, que ya viene entrenándose junto desde hace rato, y también jugando en equipo. Acá no hay lugar para las individualidades; acá hay que jugar en equipo.

-Nico, ¿cambió mucho tu plan de juego de Pampas a Pumas?

-Nico Sánchez: Es exactamente igual. Pampas, Jaguares, Pumas, Argentina A… en todos los seleccionado se plantea la misma estructura, por lo que es más fácil acomodarse a un sistema que ya venís practicando.

-Canario, en Pampas jugaste y rendiste mucho de centro, pero ahora vas de wing…

-Agustín Gosio: Mi posición natural es de wing, pero de centro también me siento muy cómodo. De chico ya ocupé esa posición y, cuando me toca, como me pasó en los Pampas, me siento muy bien. Creo que está bueno poder jugar en los dos puestos y, así, ofrecerle otra alternativa a los entrenadores.

Agustín y Nicolás. Dos vidas diferentes con dos pasados diferentes, pero con un sueño en común: ser titulares en el seleccionado mayor. Que lo disfruten.

fuente: scrum