Seven se dice… Fiji!

Imponente. Fiji fue contundente en la final ante Gran Bretaña y logró su primera medalla para el país.

Imponente. Fiji fue contundente en la final ante Gran Bretaña y logró su primera medalla para el país.

El equipo isleño no sólo se coronó campeón de los Juegos Olímpicos en la especialidad al golear a Gran Bretaña por 43 a 7 sino que consiguió la primera medalla para su país. Los Pumas quedaron sextos tras caer ante Nueva Zelanda.

Fiji era el favorito para ganar la medalla de oro en los Juegos Olimpicos de Brasil y no decepcionó. Se floreó en la final ante Gran Bretaña a quien le ganó con autoridad goleándolo por 43 a 7.

Le dio una lección de rugby a Gran Bretaña, los inventores de este deporte, con siete tries para darle a Fiji la primera medalla olímpica de la historia del país, precisamente en la edición en la que el rugby regresó a los Juegos tras 92 años de ausencia.

En un abrir y cerrar de ojos, en un alarde de juego veloz, imaginativo y versátil, el conjunto isleño hizo añicos el cartel que traía Gran Bretaña de poseer la defensa más dura del torneo. Jugando un rugby fácil, a la mano, buscando huecos o creándolos con fintas imprevisibles.

Los Pumas sextos

RevolEn el último día de competencia, Argentina venció a Australia y luego cayó ante Nueva Zelanda, ubicándose así en el sexto lugar de la tabla general.

En el primer turno, el equipo de Santiago Gómez Cora consiguió un importantísimo triunfo ante Australia, después de ir perdiendo por 21  a 0. El resultado final fue 26 a 21, y le dio a Argentina la posibilidad de jugar por el quinto puesto. En esa instancia se cruzó con los All Blacks, quienes se impusieron por 17 a 14. De esta manera, concluyó la primera participación argentina en rugby en los Juegos Olímpicos, y la tan esperada vuelta del rugby a esta competencia.

Durante las tres jornadas de rugby en Deodoro, el público acompañó y se emocionó con cada partido. La vuelta del rugby a la mayor cita del deporte mundial, fue una verdadera fiesta.

El capitán de Argentina, Gastón Revol, expresó su emoción, finalizado el último partido: “No me imaginaba algo tan grande, una experiencia así, lo groso que es estar acá, en un estadio así, con tanta gente, y toda la movida que hubo también en Argentina, con los mensajes de apoyo. Soy un afortunado de haber estado acá, de hacer vivir esta experiencia. Sé que me va a doler siempre no haber llegado más lejos, pero con el tiempo voy a entender que son cosas que pasan y que tengo que estar tranquilo porque dejamos todo en la cancha”.

Además, el cordobés agregó: “Ahora estoy tranquilo. Me queda la sensación de sabor a poco pero más que nada por  el día de ayer. Hoy demostramos que somos un equipo con un carácter tremendo, que sabe salir de los momentos difíciles. Me voy tranquilo. El objetivo principal era dejar la vida, y eso ocurrió. Lo más importante no es cuántas veces nos caemos, sino cómo nos levantamos.”

“Me encanta que el Seven haya tomado protagonismo. Mucha gente hasta este momento no sabía bien de qué se trataba esta modalidad, pero a partir de los Juegos Olímpicos lo vio mucha gente en Argentina. Creo que va a seguir creciendo, y eso me pone contento, porque me fascina el Seven”.

Relacionados