Se terminó el sueño olímpico para Las Pumas

El domingo fue día de derrotas para las argentinas en Monaco. Cerraron la fase de grupo con Rusia perdiendo 41 a 7 y en los octavos de final, cayeron ante Hong Kong por 24 a 5. Diferencias.

No fue un Feliz Domingo para el seleccionado argentino femenino en Mónaco. La ilusión de clasificar a los Juegos Olímpicos de Tokyo se esfumó con el tercer try en contra que sufrieron ante Hong Kong en los cuartos de final. Quedaban pocos minutos para terminar el partido y el final amargo era inevitable. El seleccionado asiático ganó el encuentro por 24 a 5 aprovechando un par de errores de las argentinas y teniendo la guinda el mayor tiempo posible para defender la ventaja.

Al inicio de la jornada dominical habían sufrido una derrota durísima ante Rusia, uno de los candidatos del torneo, por 41 a 7.

En la balanza quedan 2 partidos ganados, 2 perdidos. Entonces, ¿fue un mal torneo de Las Pumas?

Depende cómo se lo mire porque hay que evaluar varias cosas antes de juzgar. Lo que sí hay algo en concreto, es que no lograron lo que fueron a buscar. El pasaje olímpico se lo llevó otro equipo. Ahí se puede pensar que fue un mal torneo. Sin embargo, se vio una gran evolución en el equipo.

En la fase de grupos, México no fue rival. Quizás jugaron en contra los nervios, por el debut, pero nada más que eso ya que con el correr de los minutos fueron saliendo las jugadas de las argentinas que, cuando agarraron confianza, llegaron las veces que se propusieron al ingoal de las aztecas.

El segundo partido fue un poco más duro. Las samoanas, luego de recibir dos buenos tries, se recuperaron y pasaron al frente. Ganaban 12 a 10. Y a sólo un par de minutos del final, con un poco de suerte, el equipo argentino logró el try de la victoria (15-12) de Ariana Pérez para quedarse prácticamente con la clasificación a los cuartos de final.

A la mañana del domingo, ante Rusia, Tomás Bongiorno eligió el mismo equipo que había jugado la jornada anterior. Gimena Mattus, Andrea Moreno, Mayra Aguilar, Florencia Moreno, Sofía González, Josefina Pelledaro y Renata Giraudo ingresaron a la cancha ante uno de los equipos candidatos a llevarse el torneo.

Las rusas habían demostrado, ante México y Samoa, una condición atlética superior, técnica, manejo de los tiempos e inteligencia para buscar los espacios además de una tremenda defensa. En los dos partidos lograron 87 puntos y el in goal invicto.

Bongiorno y compañia podrían haber cuidado algunas jugadoras para lo que se venía teniendo que clasificaban los dos primeros de cada grupo y los 2 mejores terceros. Ante Rusia, se lesionó Giraudo, el desgaste físico fue tremendo porque las rusas eran durísimas en el contacto. Y la imagen de González en el piso buscando aire en el final del parcial, tras un try muy trabajado, era el resumen perfecto de que fue un error salir con el mismo equipo titular. La derrota, era inevitable. 41 a 7.

Venía Hong Kong. La pregunta era si es que el equipo tendría las piernas, el aire y físico al 100% tras el gran desgaste de unas horas atrás. El try inicial parecía dar la respuesta pero luego comenzaron a aparecer pequeñas desconcentraciones (el primer try de las asiáticas llega por un descuido en la defensa y una mala recepción permite el segundo) y el rival no le perdonó los errores. Llegaron los tries y el adiós al sueño olímpico.

Las finalistas fueron Francia y Rusia, que clasificaron para los Juegos.

Este 2021 no podrá ser pero el trabajo que se hizo con las chicas mostró los frutos en este Repechaje. Hay material con qué trabajar y proyectar en serio.

La Unión Argentina de Rugby deberá poner un poco más de interés en darles las herramientas al staff y a las jugadoras porque demostaron tener lo necesario para llegar más lejos.

Relacionados