Se recuperó Australia

Australia venía golpeada pero ante Estados Unidos encontró la redención, pues lo goleó por 67 a 5 (11 tries) y así volvió a reposicionarse en el Grupo C. Su determinación le permitió sacar diferencias rápidamente para edificar el éxito. Adam Ashley-Cooper marcó un hat-trick.

El traspié de la fecha pasada ante Irlanda había encendidota alarma en Australia dado que este es uno de los máximos candidatos al título, por eso necesitaba volver imperiosamente al éxito y si era posible sumando de a cinco puntos. Y no defraudó. Porque logró un triunfo reconfortante, con bonus, ante Estados Unidos por 67 a 5 que lo vuelve a poner en carrera en el Grupo C.

La presión que había recaído sobre los Wallabies los obligaba a salir y devorarse al rival, otra no les quedaba. Entonces, en su tercer encuentro mundialista ante Las Águilas norteamericanas, tuvo una determinación lapidaria porque a los diez minutos ya había logrado vulnerar al rival en dos oportunidades (Horne y Elson) para comenzar a liquidar la historia.

 

Y pese a recibir un sacudón con la conquista de Gagiano para USA, Australia se largó a jugar y tuvo varios pasajes de lucidez que le permitieron volver a marcar. La guinda iba de una punta a la otra y el oponente no los podían parar y ante tal superioridad les fue inevitable sucumbir. Tan es así que con los tries de Beale y Faingaa (bonus adentro) los oceánicos de fueron al descanso con una victoria parcial (22-5).

 

En el complemento los Wallabies fueron un vendaval. Desplegaron su mejor rugby, pese a realizar las todas las modificaciones permitidas, y desarticularon por completo a Estados Unidos que ya no tuvo respuestas defensivas.

Sin dudas, la gran aparición de este período fue la de Ashley Cooper dado que el wing se despachó con un hat-trick (tres tries) producto de le vehemencia que había impuesto su equipo en ataque y a su oportunismo.

 

Luego, hubo espacios para las zambullidas de Mitchell, McCabe, Faingaa y Samo que sirvieron para estirar la diferencia y decorar el abultado resultado final.

 

Australia (67): Kurtley Beale; Adam Ashley Cooper, Anthony Faingaa, Robert Horne y Drew Mitchell; Quade Cooper y Will Genia (cap); Wycliff Palu, Ben McCalman y Scott Higginbotham; Nathan Sharpe y Rob Simmons; Ben Alexander, Tatafu Polota-Nau y James Slipper.

Entrenador: Robbie Deans.

Ingresaron: Stephen Moore, Sekope Kepu, Dan Vickerman, Radike Samo, Luke Burgess, Berrick Barnes y Pat McCabe.

 

Estados Unidos (5): Blaine Scully; Colin Hawley, Tai Enosa, Junior Sifa y Kevin Swiryn; Nese Malifa y Tim Usasz (cap); Jonathan Gagiano, Pat Danahy e Inaki Basauri; Hayden Smith y Scott LaValla; Eric Fry, Phil Thiel y Shawn Pittman.

Entrenador: Eddie O’Sullivan.

Ingresaron: Brian McClenahan, Matekitonga Moeakiola, Louis Stanfill, Nic Johnson, Mike Petri, Roland Suniula y Chris Wyles.

 

Tantos en el Primer Tiempo: 7, 10 y 34’, Tries de Horne, Elsom y Faingaa (A); 22’, Try de Gagiano (EE.UU), y 30’, Gol de Cooper por Try de Beale (A).

Resultado parcial: Australia 22 – Estados Unidos 5.

 

Tantos en el segundo tiempo: 4’, Gol de Cooper por Try de Mitchell (A); 8 y 30’, Tries de McCabe y Faingaa (A), y 18, 23, 25 y 38′, Goles de Barnes por Tries de Ashley Cooper -3- y Samo (A).

Amonestado: 34’ Scully (EE.UU).

 

Estadio: Wellington Regional Stadium, Wellington.

Árbitro: Nigel Owens (Gales).

Jueces de Touch: Wayne Barnes (Inglaterra) y Vinny Munro (Nueva Zelanda).

TMO: Tim Hayes (Gales).

Man of The Match: Adam Ashley-Cooper (Australia).