Se completó la primera fecha con los triunfos de Australia, Irlanda y Sudáfrica

Australia, Irlanda y Sudáfrica se alzaron con un triunfo en su debut en la Copa del Mundo. Eso sí. a los Sprinbooks les costó mas de lo imaginado,  Gales casi da el batacazo.

Australia se impuso por 32 a 6 sin romper ningún tipo de pronóstico, y su juego fue de menor a mayor en el partido, para terminar dominando ampliamente al equipo azurri.

 Australia le costó entrar en ritmo. La lluvia inicial lo puso incómodo, pero más malestar le causó la presión impuesta por Italia desde el minuto inicial. La Azzurra apeló a una fuerte marca para cortar los caminos de los Wallabies, que no pudieron sobreponer su vértigo ni sus individualidades en cancha. Así sólo logró sumar mediante dos penales de Quade Cooper.

El equipo de Nick Mallett se fue acomodando de a poco en el partido y, en base a su defensa, comenzó a hacerse sentir en el campo. Pasó de dominado a dominador y con poco se fue con una sonrisa al entretiempo. Merecidos puntos antes del final de la primera mitad desde el pie de Mirco Bergamasco. A los vestuarios con un sorpresivo 6-6, en una etapa en la que se jugó al compás del equipo de azul.

 El sol ya había asomado en el transcurso de la parte inicial y lo que afloró en el complemento fue el juego de Australia. Los Wallabies salieron con otra decisión, con mucha dinámica y un encendido Cooper, que distribuyó a la perfección -sobre todo en la parte interna- para perforar la resistencia italiana: Ben Alexander, tras un ataque con los forwards posterior a un gran quiebre de Digby Ioane, mostró el camino; y Adam Ashley-Cooper y James O’Connor, quien había ingresado en el inicio del segundo tiempo, lo siguieron.

El bonus estaba al caer, y cayó nomás. Y qué merecido que llegue de sus manos. Digby Ioane se filtró en la defensa italiana a pura velocidad y, tras sacarse de encima a un rival a puro vértigo, aportó el cuarto try para los Wallabies. Ahí, pese a algunas idas y vueltas, se bajó la persiana.

En definitiva, gran repunte del equipo australiano, al que, después de un tibio comienzo, le alcanzó con 20 minutos de muy buen rugby. Fue de menor a mayor y golpeó con chispazos. Se va de la cancha con una buena imagen. Mientras que Italia se marcha con una sensación amarga por la derrota, pero dulce porque jugó de igual a igual, ante uno de los candidatos, por 50 minutos.

Los Books ganaron pero con lo justo

Con dos tries en momentos clave del partido, los Sprinboks derrotaron a Gales por la mínima diferencia en un partido en el que los conducidos por Peter de Villiers salieron a presionar desde el arranque y a los 2 minutos de juego, tras una jugada de muchas fases, se adelantaron en el marcador con un gran try conseguido sobre la bandera por su fullback Frans Steyn, que con la conversión de Morné Steyn dejó el resultado parcial 7-0. Más tarde Gales logró emparejar el trámite del partido y descontó a traves de un penal de su fullback, James Hook, dejando un resultado parcial de 7-3. Pero el apertura sudafricano volvió a estirar diferencias tras convertir un penal para aumentar la cuenta a 10-3.
Pese a tener el dominio territorial y la posesión de la pelota, Gales no pudo superar la férrea marca sudafricana. Pero sobre media hora de juego, los Dragones se acercaron nuevamente en el marcador gracias a un nuevo penal convertido por su fullback Hook. Y así se cerró el parcial con los sudafricanos venciendo 10 a 6.
Al inicio del segundo tiempo Sudáfrica volvió a salir a buscar el ingoal contrario de entrada, pero Gales pudo contenerlo. Los conducidos por Warren Gatland sostuvieron el embate inicial y se acercaron al ingoal contrario, donde un penal de la línea sudafricana, le dio a Hook la posibilidad de conseguir su tercer penal y achicar el resultado a la minima diferencia de 10-9.
Gales decidió instalarse en territorio sudafricano y luego de una buena jugada con continuidad llegó al try por intermedio de su octavo Toby Faletau, una de las figuras del partido. Con la conversión de Hook, Gales pasó al frente en el marcador por primera vez en la noche y dejó el resultado 16 a 10. El XV del Dragón se adueñó del terreno y de la pelota, y una entrada profunda de su octavo casi termina nuevamente en try para los rojos.
La reacción sudafricana tardó en llegar, pero promediando el segundo tiempo el campeón del mundo logró vulnerar el ingoal contrario cuando el wing recientemente ingresado Francois Hougaard apoyó debajo de los palos. La conversión de Morné Steyn puso arriba a los Sprinboks por 17 a 16.Gales siguó intentando y tuvo dos veces la chance de quedarse con el partido, pero un drop de su apertura Rhys Priestland, sobre la media hora de juego, y un penal fallado por su fullbak lo dejaron con el sabor amargo de solo un punto bonus. Cómo en los últimos enfrentamientos entre ambos, a Gales se le escapó por muy poco

El Seleccionado del Trebol hizo lo suyo

El seleccionado de Irlanda hizo lo que tenía que hacer en su debut mundialista, ganar y nada más. Porque cabe recordar que los conducidos por Declan Kidney  llegaban a este estreno luego de haber perdido sus cuatro partidos de preparación.
Y se impusieron con oficio y oportunismo, siendo superiores a un rival que sólo pudo apostar por la defensa y al que la oportunidad de decir presente en el tanteador le llegó muy tarde como para poder tener alguna chance.

A decir verdad, todo lo bueno y todo lo malo le correspondió a Irlanda. Porque el seleccionado de el Trébol fue el que impuso su superioridad en todos aspectos, tanto en lo físico como en lo táctico, pero también el que mostró impreciso con los pies, Sexton anotó 2 de 6 a los palos, y el que no pudo establecer mayores diferencias debido a demasiados errores de manejo y al no adaptarse a la lluvia reinante.
Fueron tres tries para Irlanda, Bowe en dos oportunidades y Best, que se quedó entonces con la imagen contradictoria de saberse superior y no haber podido cosechar el punto bonus, aunque claro está, el objetivo principal que era ganar se logró.

 Jugada la primera fecha asi quedaron las posiciones:

Grupa A               Grupo B

N. Zelanda  5        Escocia    5

Francia        5        Inglaterra 4

Canadá       0        Argentina 1

Japón          0        Georgia    0

Tonga         0        Rumania   0

Grupo C               Grupo D

Australia     5        Fiji            5

Irlanda        4        Sudáfrica  4

Rusia            0        Gales         1

USA              0        Samoa       0

Italia            0        Namibia     0