RWC, día 44: El campeón es Sudáfrica

En la final de la copa del mundo, el gran sometedor fue sometido, ya que en una estrategia de juego similar, patada al fondo y presionar, fueron los Springboks más contundentes desde el arranque mismo del encuentro y eso les permitió borrar al seleccionado de la Rosa y consagrarse campeón del mundo al ganarle por 32 a 12.

En una batalla de colosos, Sudáfrica fue llamado a su juego, pues de rigor físico, los de Verde saben y mucho, es más está en el ADN de su juego y lo sacaron a relucir en esta nueva final de la Copa del Mundo.

Sudáfrica, campeón del Mundial de rugby Japón 2019. (Foto: @springboks)

Desde el inicio mismo se mostró superior el equipo conducido por Erasmus, pero en medio de tanta presión no era preciso. De todas maneras, gradualmente, logró dominar el encuentro. A Inglaterra le costó 20 minutos decir presente en el marcador. El duelo se resumía en aprovechar las penales que tenía cada uno y en esa batalla Handré Pollard contó con más oportunidades, pues los del hemisferio sur eran superiores en el contacto y sobre todo en el scrum.

El parcial fue 12 a 6 a favor de los Springboks.

En el segundo tiempo los sudafricanos continuaron con su faena y fueron demoliendo progresivamente a un equipo que a lo largo de todo el torneo sometió con la defensa y la presión a sus rivales.

Luego de sacar una ventaja con los penales, termino liquidándolo por las puntas con dos tries de muy buena factura a manos de Mapinpi y Colbe.

Sudáfrica terminó con el control del juego, del terreno y dueño de la ovalada para coronarse el mejor, el dueño de la Copa Webb Ellis en Japón, alcanzando su tercer campeonato mundial, un autentico campeón.

Tantos:

Springboks: Tries de Makazole Mapimpi(66′), Cheslin Kolbe(74′). Conversiones: Handre Pollard(67′, 75′). Penales: Handre Pollard(10′, 26′, 39′, 46′, 58′, 41′)

Inglaterra: Penales: Owen Farrell(23′, 35′, 52′, 60′)

Relacionados