Rugby: Volvió la alegría a las canchas tucumanas

El torneo Mocho Palou en Natación, los encuentros femeninos y varios partidos amistosos, le dieron vida a la provincia que estaba sin actividad desde hacía un año.

Mucha expectativa había en la semana previa cuando el COE autorizó que se levantaba la restricción al rugby y podía volver a la actividad.

El Torneo Mocho Palou, dos encuentros femeninos y varios amistosos en distintas categorías, fueron los canales por donde el rugby dejó escapar esas ganas atrapadas en Pandemia. El aire, era otro aire.

Natación, la casa del Mocho

En la 17ma edición del homenaje a Gabriel Palou, uno de los hombres emblema del rugby tucumano y sobre todo, de Natación, el local se quedó con la copa. Una copa que, en definitiva, era una excusa para «volver a divertirnos con los amigos» como dijo Gabriel Ascárate al final del torneo donde además jugaron Lince, Universitario y Lawn Tennis.

La jornada comenzó con la victoria de los Blancos sobre Lince, por 31 a 12 a Lince, y en la final superó 17 a 0 a Universitario. Lawn Tennis fue tercero al superar por 22 a 0 a los de Silvano Bores al 800.

Lawn Tennis quedó tercero.

Pero más allá del los resultados, se vio que los equipos quisieron adaptarse lo más rápido a las nuevas disposiciones. Elogio para los cuatro equipos que participaron. Jugaron con mucha actitud y estuvieron concentrados en el juego. Eso les dio la posibilidad a los árbitros de no tener complicaciones en los detalles al sancionar infracciones del juego.

Encuentros femeninos

En Cardenales, se jugaron dos partidos amistosos entre las Huarmi Nales y Alberdi RC, tanto en juveniles como en mayores.

Se vio pasajes de buen rugby a pesar del parate y el partido entre mayores fue intenso, con buen juego de ambos equipos. En juveniles ganaron las visitantes y las locales se quedaron con el triunfo en mayores.

En Corsarios, Tafì Viejo se llevó el trofeo al ganar su encuentro ante Liceo (17 a 7) y empatar con las Piratas (12 a 12). Las locales luego derrotaron a las chicas de San Pablo por 22 a 20 pero las taficeñas se quedaron con los aplausos por diferencia de tries. Fue una gran jornada donde se vio las ganas que tenían los equipos de jugar y todo lo que venían entrenando.

Volvió el rugby, volvió la alegría, estamos felices. Que no se corte.

Relacionados