Rudy Medina: «Dejamos al club donde debía estar»

El entrenador de Cardenales destacó el sacrificio de los jugadores durante el año para prepararse y asimilar la propuesta de juego que llevó a los Purpurados a ganarse un lugar en Primera el año próximo.

Duro. Fue duro el año pero ahora a Rudy Medina, uno de los entrenadores de Cardenales, se lo escucha más relajado.

Haberle ganado a Jockey Club de Salta el sábado pasado por 26 a 13, le abrió la puerta al Purpurado para el Super 10 2020, el torneo que convocará a los 10 mejores equipos del Regional del NOA.

Pero no todo fue alegría. Hubo muchas marchas y contramarchas en la temporada de la que Rudy prefiere no acordarse y destacar la personalidad de los jugadores y el sacrificio para llevar adelante la propuesta.

«No es que al principio no se dio sino que yo quise saltear etapas. Algo imposible» arranca con total sinceridad el ex full back de Cardenales, hoy al frente del plantel superior junto a Marcos Vélez, sobre la perfomance en el Regional del NOA 2019.

«Me refiero a que quería plasmar un plan táctico y estratégico sin brindarle al jugador la referencia necesaria para llevarlo a cabo. Indudablemente, no sabía qué hacer. Pero de a poco fuimos recuperando a jugadores, al pateador, el scrum, el line y la obtención fue importantísima en la segunda etapa», dijo Medina.

«Comenzamos con una pre temporada de 15 días, con 25 jugadores. Pasamos de entrenar dos días a cuatro días a la semana. Hoy por ejemplo tenemos una buena cantidad de backs para armar algo y los chicos tienen una idea clara de lo que juegan, qué es un plan de juego en el equipo. Es saber qué va a hacer tu compañero en cada situación de juego. Es saber dónde estar parado cuando los forwards hacen un movimiento. Eso es lo que intentamos en cada partido aunque algunas veces no lo logramos y perdimos partidos increíbles», señaló.

La temporada no arrancó bien y perdieron 11 partidos de 13. Sin embargo, el balance es positivo no sólo por cumplir el objetivo de jugar en Primera el 2020. Para Medina hay otros ítems para valorar.

«Llegamos a fin de año con tres cosas claras: un plan de juego, buena obtención (en el line y el scrum) y orden defensivo. Jugamos un partido con Tucumán Rugby (12da fecha Tucumán Rugby 22 – Cardenales 14), viernes a la noche, pero la defensa nuestra ya estaba dando muestras que estaba ajustándose. Ellos venían de meterle 70 a Lince. Es difícil inculcar el compromiso defensivo y entender lo positivo de la defensa: estar antes para achicar espacios… Y este equipo lo hizo» aseguró.

Si bien se cumplió el objetivo, no está todo dicho para Cardenales. Quieren más. «Vamos por todo el sábado. Además, se retira Chicho Núñez que logramos recuperarlo y queremos cerrar el gran año con un título. Pero igual, sea cual fuere el resultado ante Universitario de Salta, Cardenales será una fiesta. ¿Por qué? Porque dejamos al club donde debía estar. Ese era nuestro compromiso. Y lo cumplimos en base a sacrificio. Le dimos una hora más al club dejando familia, laburo, poniendo todo. Eso es Cardenales» finalizó Rudy que ya está planificando la final de la Liguilla Super 10. Pero ya cumplió el objetivo, lo disfruta… y todavía está festejando.

Fotos: Riccie Ponce

Relacionados