Regional del NOA: ¿juegan o no los clubes tucumanos?

Al no conformar el Comité Regional, la URT quedaría fuera de competencia mientras que Salta, Santiago y Jujuy armarían el torneo. Hasta podría sumarse un equipo tucumano. Daños colaterales.

El Regional del NOA no se jugará con equipos tucumanos. Al menos así están dadas las cosas hasta hoy.

El punto en conflicto es la conformación del Comité Regional (según el artículo 65 del Reglamento General de la UAR, entre otros) requisito indispensable para que el torneo sea aprobado por la entidad madre y libere los fondos suspendidos. La Unión de Rugby de Tucumán considera que es un avasallamiento a la autonomía de la institución que, desde hace más de 20 años, tiene control total en la toma de decisiones respecto a la competición y administración. El Comité pasaría a reemplazar, con la participación activa de las demás uniones, a todas las comisiones de la URT (competencia, disciplina, árbitros, etc).

¿La suspensión de fondos de parte de la UAR es crucial? El tema económico no es menor pero tampoco determinante. La UAR, la unión de todos, reparte de forma discrecional (y de una manera poco clara) los fondos para cada Unión. Sin embargo, lo que le toca a la unión tucumana no es suficiente para cumplimentar los compromisos en cuestión de competencia regional. Por ejemplo: Tucumán recibe menos que Jujuy (casi 60 mil pesos anuales) cuando la URT tiene más clubes y jugadores inscriptos.

En la última reunión de presidentes de esta semana, Salta y Santiago estaban dispuestos a conformar el Comité (le daban todos los recursos a Tucumán) pero la URT no llegó a un acuerdo. Por lo tanto, el resto de las uniones están dispuestas a seguir lo que establece la UAR para no perder, justamente, las migajas que reparte la entidad madre y la participación en los nacionales (Torneo del Interior y Nacional de Clubes).

Daños colaterales

¿Qué pasaría si Tucumán no conforma el Comité y, por ende, no juega el Regional? Jugarían los equipos inscriptos en la URT solamente aunque eso tendría una consecuencia, quizás la más dolorosa: el Pladar no seguiría en Tucumán y tendría sede en Salta.

En ese aspecto el club más perjudicado, tanto en lo político (Cacho Castillo, ex presidente de la UAR y muy amigo del actual conductor nacional) como en lo económico sería Los Tarcos, ya que dejaría de percibir una importante erogación por ser sede del Plan de Alto Rendimiento. Sino se llega buen puerto, Salta sería el centro del NOA, Academia incluida.

En las últimas horas corrió un rumor que, ante esta situación, algunos clubes de Tucumán estarían dispuestos a jugar igualmente el Regional pero el Reglamento General en su artículo 50 señala: Un club registrado en una unión provincial no puede participar en ninguna competencia organizada y/o fiscalizada por otra unión provincial sin el consentimiento expreso de la unión provincial que lo tiene registrado y de la UAR.

O sea: si algún club tucumano tiene la intención de jugar el Regional sin el consentimiento de la URT, no podría hacerlo. Ni aún si la UAR lo quisiera.

Consultados algunos referentes nacionales y locales, el tema se reduce a si realmente los clubes tucumanos quieren jugar el Regional con sus pares salteños y santiagueños, un tema recurrente en los últimos años con quejas permanentes de jugadores, dirigentes y allegados por tener que viajar tantos kilómetros para jugar. Y la contrapartida de que algunos apoyan el Regional, porque es el camino a seguir para crecer.

En la última reunión de presidentes de clubes tucumanos, firmaron una nota donde en forma unánime decidieron que sin apoyo de la UAR, jugar el Regional sería inviable.

Esto dejó en manos de la CD de la URT la toma de decisión final. En el seno de la unión, ratifican que el diálogo sigue abierto pero también señalan que la realidad indica que no están dadas las condiciones para que el Comité se arme. “Hay muchos rumores, pero la única verdad es la realidad. Y la realidad por ahora es que todos los presidentes de clubes tucumanos están de acuerdo en que no se integre el comité, por entender que con ello se perdería autonomía con respecto a las decisiones. Consideran que no están dadas las condiciones para que exista. Nadie quiere romper vínculos con la UAR que también quiere que se solucione este tema. Es un problema del NOA que debemos resolverlo los dirigentes del NOA. El canal de diálogo sigue abierto”, dijo Marcelo Corbalán Costilla, presidente de la URT.

El canal de diálogo sigue abierto pero cada vez hay menos tiempo para formalizar el Regional ante la UAR. Y Tucumán está más lejos de integrarlo.

Relacionados