«Queremos revivir la buena historia de Cardenales»

Rudy Medina, entrenador del Purpurado, volvió a hacerse cargo del plantel superior como head coach. Los desafíos para este 2019, a una semana del Fundadores.

Rudy Medina creció en Cardenales. Es su segunda casa. O la primera, según cómo se mire. Cuando habla, se le escucha la pasión que siente por un club al que pertenece desde infantiles y al que no le salieron las cosas deportivamente hablando en las últimas temporadas.

«Cada quien tiene su forma de trabajar. Cuando estuve en el 2013, salimos campeones con 180 puntos en contra. Y a eso queremos volver. Que cuando el otro equipo tenga la pelota, sepa que delante suyo tiene un jugador de Cardenales y lo sienta» arrancó marcando diferencia de lo que espera de sus jugadores este año.

«Tratamos de que la post temporada sea la pre temporada. Arrancamos ofcialmente el 14 de enero pero le transmitimos a los chicos que queríamos un mejor estado físico para lo que pretendemos hacer. Llegamos con aires nuevos, con oportunidades para el plantel, renacen las esperanzas y apuntamos al rendimiento óptimo de cada uno en un Cardenales que tendrá un juego duro en defensa y dinámico en ataque», aseguró el head coach que llegó al club de chico, volvio a los 14 años y a los 17 debutó en Primera. Era 1987.

Tiempo después dirigió al equipo en dos oportunidades. La última vez, disputó de forma consecutivas las dos instancias finales del Regional y salió campeón compartido con Huirapuca, en Concepción, en el 2013.

«Tenemos algunas falencias, eso es innegable. Muchos jugadores dejaron de jugar como el  Pelao (Juan Pablo) Rodríguez, y el club no tuvo reemplazante de ese nivel. No se trabajó bien en juveniles y eso se refleja ahora. Por eso nuestra propuesta es volver a las raíces, al sacrificio, lo que es el rugby tucumano. Queremos un Cardenales batallador este año y que se sienta nuestra defensa», añadió.

Y el primer desafío para el cuerpo de entrenadores será el Torneo Fundadores que se disputará el sábado 23 de febrero, en la sede del club de Silvano Bores. ¿Allí se podrá ver algo de lo que se pretende?

«Lo que te puedo asegurar es que queremos un equipo competitivo, demostrar algunas ideas de las que intentaremos implementar, que se note un cambio en el jugador y establecer un objetivo mucho más real. Cardenales va a tener nivel para pelear entre los 7 primeros del Regional porque le queremos cambiar la cabeza a los jugadores. Queremos revivir la historia buena de Cardenales y los principios de cualquier club de rugby: sacrifico y entrega del jugador. Si vos te salís de esa línea perdés la identidad», aseguró.

2013. El último campeonato Regional conseguido por el Purpurado.

«Cuando el  jugador siente dolor en el cuerpo, el placer que siente por dentro cura toda las heridas», dejó la frase para el final que define lo que piensa del juego, lo que es el rugby.

Y Cardenales, con su espíritu siempre en alto, busca recuperarse de las heridas que le dejó no pelear los títulos del Regional en los últimos años.

Relacionados