Por un segundo de descontrol, dos años de suspensión.

Dino Caceres vivió un segundo de descontrol en la semifinal del torneo del interior, que lo alejará de los campo de juego por dos años, tal cual lo establece la sanción que le aplicó UAR.

El muy buen tercera linea de Tucumán Lawn Tennis, también destacado jugador del seleccionado «Naranja» y de los Pumas 7’s y de Los Pampas, fue castigado por su conducta antideportiva por dos años, sin poder jugar y otros seis meses en suspenso.

Es la Primera vez que Dino recibe una sanción de este tipo, ya que no registra ningún antecedente en su carrera. Lo cierto, que un clima de tensión, cansancio lo sumió en impotencia que le provocó esta conducta tan inusual como impropia en él y para este deporte.

La UAR decidió sancionar al jugador, luego de analizar el video y el informe elevado por el juez del partido, además de las pruebas prsentadas por el club rosarino y el propio Lucas, jugador involucrado en las acción. Como fundamento de dicha pena la UAR se basó en el reglamento que establece una sanción de uno a diez años para este tipo de conductas.