«Por ahora tengo desafíos de corto plazo»

Julio Farías cumpliendo su rutina en el Plar.

Julio Farías, el tercera línea que fue convocado por Los Pumas para la ventana de junio, asegura que no tiene idea qué hará después de fin de año sino que va paso a paso. «Después vemos», tira y esboza que hay una posibilidad que deje el rugby rentado.

El año 2011 fue intenso. Quizás más de lo que imaginaba. Arrancó temprano, allá por marzo para integrar la lista de Los Pampas que ganarían la Vodacom. Luego casi sin descanso estuvo en el plantel que fue a Pensacola para no cabe de la alegría al saber que participaba del Mundial. Sueño cumplido. ¿Cumplido? Si jugar contra los All Blacks y hacerle un try en su casa, en «su» Mundial no lo es, entonces, ¿qué queda por hacer? ¿Cómo se renueva el espíritu y la motivación?

«Siempre hay. Siempre uno encuentra cómo seguir. Si bien este año me costó un poco más físicamente, me fui trazando objetivos cortos para ver cómo evolucionaba mi lesión y cómo seguían las convocatorias. Terminé bien la Voda y ahora con el objetivo de esta ventana de junio muy importante para lo que sigue», arranca el tercera línea de Tucumán Rugby, todavía agitado por la exigente prueba física a la que fue sometido en el semana.

«Fue muy positivo la Vodacom porque el objetivo era clasificar y se hizo. Estar dentro de los ocho mejores teniendo un equipo muy joven, en desarrollo y que comenzaba a tener un roce internacional con muchas adversidades en el camino como las lesiones (fueron siete), los problemas personales del Huevo y de Juan Pablo que repercutieron en el grupo. Creo que se cumplió con creces el objetivo. Muchos jugadores comenzaron de menor a mayor y terminaron en gran nivel. El último partido estaba para cualquiera de los dos y en el juego propusimos más que ellos pero con los problemas y errores de un equipo en desarrollo. De hecho, de ese equipo surgieron muchos jugadores que están ahora en la ventana. Creo que el objetivo de la Vodacom es ese, formar jugadores. Algunos se confunden y creen que porque el año pasado salimos campeones invictos hay que hacerlo todos los años», aclaró para aquellos que esperaban un título de Los Pampas.

Y si de objetivos cortos hablamos, queda en el futuro cercano el partido ante Italia en la provincia de San Juan.

«Ví la lista y hay muchos jugadores con experiencia y varios de la Vodacom 2011. Tenemos un sistema de juego definido y le tengo mucha fe al equipo. Hay que hacer las cosas bien para enfrentar a Italia en San Juan» y añade que no es que no le importe la Championship, «te mentiría si dijera que no pienso en eso. Particularmente no pienso en algún partido en sí sino de aprovechar esta ventana para ponerse a punto y demostrar que uno está vigente y que puedo jugar. Después será decisión de los entrenadores si te llevan o no. Ojalá en la ventana salgan las cosas bien».

Pero antes de jugar con la celeste y blanca, lo hizo con la verdinegra. Y también habló sobre torneo y las diferencias entre un equipo con experiencia y otro que no la tiene tanto.

«Para mí, hay una diferencia grande en los equipos más fuertes con los débiles. No sé si ayuda mucho este torneo y personalmente no me gusta mucho. Creo que en vez de nivelar hacia arriba lo hace hacia abajo. No nos olvidemos que es un rugby amateur y los viajes cuestan mucho. Pero es lo que decidieron los dirigentes. Si tuviera que optar por un campeonato eligiría un torneo más fuerte, con los equipos de acá, aprovechando los fondos que uno gasta en viajes para rugby juvenil, infantil, coaching, lo que sea que desarrolle nuestro rugby», aseguró.

Entonces queda saber hasta cuando aguantará ese entusiasmo de Julio Farías, que con sus 33 años a cuestas tiene un calendario exigente este 2012.

«La verdad que siempre lo dije. A fin de año veo, porque por ahí no quiero decir que me retiro y después que estoy para un poco más. Este año me costó mucho empezar y me cuesta todavía. Hago un sacrificio aparte a esta edad que cuando uno tiene 22 o 23 años. Hay posibilidades que se termine todo y recién lo decidiré cuando llegue el momento, para saber cómo me siento», afirmó.

¿Y entonces? ¿Qué hará un Puma suelto en Tucumán? «Me  gustaría entrenar. Ya dentro de la cancha me meto mucho en el juego. Por ahora soy jugador y cuando tenga que tomar la decisión, veré en la balanza a ver qué sale», finalizó.