Para ganar hay que sufrir

cvcvcv.c cvcvcv

Imparable. Facundo Isa fue el jugador más destacado de un diezmado equipo de Los Pumas (UAR/Rodrigo Vergara)

Los Pumas tuvieron que trabajar y mucho para superar a un siempre difícil Springboks luego de haber jugado un buen primer tiempo. El análisis de nuestro enviado Gustavo Martínez Ribó .

Lo que bien se lee como afirmación también puede leerse como pregunta. ¿Es necesario sufrir tanto para lograr un triunfo? Muchas veces se escuchó decir que a Los Pumas todo le cuesta el doble. En otras oportunidades la sentencia fue “si no se sufre, no se gana”, y lo peor es que a veces parece verdad.

En Salta el seleccionado argentino debió sobreponerse a muchos factores que le terminaron complicando el partido. En primer caso podemos citar las “lagunas” en las que incurren Los Pumas y que les terminan costando puntos en contra, lease los primeros minutos del segundo capítulo. En la jornada sabatina en Argentina también se sumó, siendo generosos en la expresión, un “polémico” arbitraje de  Jerome Garces. El francés tuvo una tarde que a priori debería ser estudiada bajo lupa ya que muchos de sus fallos fueron por lo menos cuestionables.

Otro factor que debe ser tenido en cuenta al momento de hacer un análisis es que jugadores claves en el andar del seleccionado se retiraron lesionados. En primer turno dejó la cancha Nicolás Sánchez, luego tras un tackle sudafricano Juan Hernández también debió abandonar el campo de juego. Cabe destacar que esta fue sin dudas otra de las decisiones cuestionables para el arbitro europeo que ni siquiera le llamo la atención al hombre de verde. Los Pumas debieron pelear contra todas estas adversidades pero sobre todo con un peso grande que cargaban sobre sus espaldas y que fue la derrota de la semana pasada en Nelspruit. El sabor del triunfo es mucho más dulce considerando que el encuentro era considerado una revancha.

El triunfo del seleccionado se festeja no solamente por el triunfo en sí o por las adversidades superadas sino porque permite a los de celeste y blanco sumar puntos importantes para el ranking que determinará quienes serán los cabezas de serie para el próximo Mundial de Japón en 2019. La victoria de hoy también saca un poco de peso en los hombros de Los Pumas. No son pocas las personas que piden ver resultados luego de un exigente primer temporada en el Super Rugby pero a esas voces también hay que pedirles calma. Pedir grandes resultados hoy por hoy no parece justo para con un grupo de jugadores que cargan con lo que es un año muy cargado de fechas como nunca antes habían tenido los jugadores argentinos. Lo que sí se puede pedir es la corrección de errores y aprender, en ciertas partes, a meter el partido en el freezer o saber cerrarlo cuando la situación así lo requiere.

Hoy se ganó y eso es importante. Queda mucho calendario aún como para bajar la guardia y este triunfo sin dudas será un incentivo para todo el plantel. Otra de las notas positivas que dejó el sabado salteño fue la vuelta de Lucas Noguera Paz. Ya habrá oportunidades para analizar mas en detalle la tarea del hombre que surgió de Lince, hoy por hoy lo importante es que está de vuelta y eso es más que suficiente.

por Gustavo Martínez Ribó, enviado especial a Salta

Relacionados