Paliza y clasificación asegurada

Bryan Habana igualó a Jonah Lomu en el templo de Usain Bolt, el Olympic Park (Foto: RWC)

Bryan Habana igualó a Jonah Lomu en el templo de Usain Bolt, el Olympic Park (Foto: RWC)

Sudáfrica cometió una sola vez un error y no piensa volver a cometerlo. Puso lo mejor ante EEUU y sacó la ventaja más grande en esta Copa del Mundo: 64-0. Georgia ganó por un punto pero le alcanzó para llegar a Japón 2019.

LONDRES, 7 de octubre – Sudáfrica goleó a Estados Unidos por 64 a 0, en un encuentro por el Grupo B disputado en el Queen Elizabeth Olympic Park Stadium. Con este resultado los Springboks ganaron su grupo y enfrentarán en cuartos de final al perdedor del partido entre Gales y Australia del próximo sábado. Bryan Habana, con tres tries en el día, igualó a Jonah Lomu como máximo anotador de todas las RWC.

Tras la sorpresiva derrota del inicio del torneo ante Japón, Sudáfrica dio muestras acabadas que ese partido fue un error y nada más. El dominio de Sudáfrica fue amplio tanto en lo que respecta a la posesión de la pelota como territorial. La última vez que se habían enfrentado en el marco de una Copa Mundial de Rugby, había sido hace ocho años en Montpellier, con triunfo de Sudáfrica por 64-15.

Tras un primer tiempo un tanto deslucido, en el que se fue al descanso con un 14 – 0 a favor, el segundo tiempo fue completamente de Sudáfrica que no tuvo contemplaciones con Estados Unidos a la hora de buscar el ingoal contrario, en el que apoyó en diez oportunidades. Allí Brian Habana conseguiría las tres conquistas que lo igualan como máximo tryman de la historia de las Copas Mundiales.

Con poco

Georgia se impuso con más apuros de lo esperado a Namibia por 17-16, en un partido por el Grupo C del Mundial de rugby que también integra la Argentina, que el domingo próximo se enfrentará con los africanos. Los georgianos, con este triunfo, quedaron a un paso de asegurarse el tercer puesto de la llave, sinónimo de clasificación para el próximo Mundial de Japón-2019.

Tras este triunfo, Georgia, que ya disputó sus cuatro partidos del grupo y tiene ocho puntos, dos más que Tonga, que el viernes debería imponerse a Nueva Zelanda, clasificado ya como líder de la llave y último campeón mundial.

La Argentina tiene casi asegurada la segunda plaza, ya que una victoria de Nueva Zelanda el viernes contra Tonga le aseguraría esa posición, con el consecuente pase a cuartos de final. En caso de una sorpresiva derrota de los All Blacks ante Tonga, a la Argentina le bastaría con ganarle a Namibia e incluso perder por siete puntos o menos, con lo que se llevaría el punto bonus defensivo.