Palabra de Presidentes

Honraron con su presencia a Huirapuca, el presidente de la UAR y de la URT, que saludaron al Joven presidente del Club Ramiro Betty.

Es una tarea tremenda, es difícil la organización de una fiesta de sesenta años, ya que uno pretende que todos se sientan incluidos y no olvidarse de nadie. Por lo que hoy convocamos a todos los presidentes de los clubes de la Unión de Rugby de Tucumán, las autoridades, ex presidentes, el primer entrenador del club; que está allí, me refiero a Carlitos González Chape, prensa amiga, todos los amigos. Y te das cuenta cuanto lo quieren a Huirapuca la gente de otros clubes y cuanto admiran lo que ha logrado.

Las palabras de todos ellos son felicitaciones en una jornada que ha salido impecable y que la verdad no me la esperaba cuando asumí este desafío, que yo creía que no era para mí; pero lo tenía que asumir y hoy siento una felicidad enorme por las palabras de los amigos, por el apoyo. De la parte gubernamental también siento el respeto que le tienen a  Huirapuca, las consideraciones y eso me pone muy feliz.

Creo y para ser respetuoso tengo que decir que hay mucha  gente que  antes trabajó y nosotros ponemos nuestra impronta para que este salto de calidad que vive el club sea una realidad. Hay mucha juventud, mucha fuerza, muchas ideas. Atribuyo nuestra presente realidad a nuestra convocatoria.

Hemos convocado entrenadores, formadores y se da la casualidad que es gente de mi camada, los chicos que están trabajando en esa parte y todos estamos juntos. Quizás yo podría haber estado entrenando con ellos, por eso yo los apoyo mucho y los resultados están a la vista. Sacamos cada vez más jugadores de calidad, admirados por todos. Ahí está Emilio Perazzo, que nos dijo que vino preguntándose que pasa en Huirapuca y se lleva desde aquí la respuesta: sacrificio, historia, adversidad. Sebastián, su hijo, decía noche  en la charla, que haber trabajado frente a la adversidad es el secreto por donde pasa todo. Y para nosotros es una alegría enorme.

A nivel edilicio también estamos creciendo, porque esto acompaña, no es lo fundamental; pero esos ingredientes de obras ayudan una barbaridad, el socio, el jugador hoy por hoy ve que trabajo hace el dirigente. Se logró tener bien el vestuario, hacer el gimnasio, se logro hacer la cancha de hockey y todo contribuye a tener sentido de pertenencia, que es una frase que nunca pasa de moda y todo lo que ayude a ese sentido de pertenencia es lo que te va a hacer grande, o más grande de lo que somos y allí apunto yo como presidente.

Cuando asumí pensé que me tiraba una gran responsabilidad encima y cuando comencé a transitar esto, el apoyo que recibí, que me empezaron a expresar, desde el minuto uno la gente, me dije que hice bien en asumirlo, porque tengo un gran apoyo. Apoyo de todos los ámbitos, jugadores, dirigentes, las empresas, el comercio, la parte gubernamental, es increíble con los ojos buenos que ven lo que hacemos. Y fue cuando me dije acerté en aceptar el desafío y estoy orgulloso, y hoy puedo decir que el club me dio mucho más de lo que yo le doy y estoy en deuda, aunque  tranquilo y lleno de orgullo.

Voy a continuar siempre en el club. Sí al club le hace falta una figura que congregue, que convoque y esa soy yo, nunca le voy a decir que no al club. Ahora, si hay otros que puedan continuar en esta línea, nosotros somos gente independiente, que cada uno tiene su trabajo, familia, nuestra carga social; sí hay otro que lo haga, yo lo acompaño. Pero si tengo que ser la persona que Huirapuca necesita para afianzar todo lo logrado. Lo hago.

Si tengo que entrenar, si tengo que estar en la comisión directiva lo hago desde cualquier lugar.

Anécdotas vividas en el club son muchas, pero me quedo con la imagen de los ocho años cuando había un tingladito, allí donde hoy son los vestuarios y solo había canchas y mucha gente que hoy está acá, como es el caso de don Julio Paz, que nos decían no bajen los brazos ni un segundo. Hubo mucha gente trabajando, mi padres trabajando y me quedo con eso por que muchos hoy derraman sus lágrimas y dicen lo que yo hice contribuyó. Y no sé si es una anécdota, pero es un sentimiento. Ramiro Betty. Presidente de Huirapuca.

Desde el almuerzo digo, que este es un club que cada vez que uno viene se encuentra con algo nuevo. Y la verdad que para la gente del rugby es una gran cosa ver como ellos van progresando, pasé un día espectacular.

El partido fue de práctica, creo que los técnicos sacaran sus conclusiones y sirve para ir acomodándonos y puliendo las cosas, ya que ellos tienen un esquema que lo van a imponer, lo harán poco a poco. Y me parece muy bueno que jueguen en eventos como este.

La presencia de los presidentes de los distintos clubes habla del apoyo a esta institución que crece y además creo que lo que ocurrió acá debe ocurrir siempre, todos tenemos que apoyar. En la medida que vengan los dirigentes o el consejo, eso ayuda. Tal como se hizo en Aguará Guazú hace quince días y se trasladará a la Querencia, ya que todo ayuda para el desarrollo de nuestro deporte, al juego y a los clubes. Y hay clubes que lo necesitan mucho más que otros. Fernando Martoni, Presidente de la URT.

Estar  en la celebración de los sesenta años de Huirapuca significa algo muy especial, ya que en mi vida deportiva fue especial. Algo que no me voy a olvidar, tengo lazos muy fuertes y afectos hacia Huirapuca a través de sus jugadores con quien tuve la suerte de compartir mucho con ellos.

Te hablo del primero que fue Facciolli hasta Matías Orlando que estaba ayer hablando con él en el predio de Los Tarcos, compartimos los Pampas y por todo los que han pasado, como Hugo Dando, los tres Molinuevo, Belloto, José María que todavía está jugando, el mismo entrenador Juan Pablo Albornoz, el mismo Carrier. A quien veo allá en la punta y a quien voy a saludar, entonces tuve la suerte de estar acá.

Si no me hubiesen invitado por mi rol de presidente de la UAR, lo mismo iba a estar. Pero tener la suerte de estar ejerciendo esta función y venir a visitar está gente de Huirapuca Rugby Club es muy especial. Es muy fuerte para mí y calculo que para Huirapuca también, y en definitiva estar en mi tierra es lo que a uno más le gusta.

La evolución de Huirapuca es tremenda, hace dos años que no venía, sigue evolucionando, sin dudas acá hubo grandes dirigentes, eso no me olvido. Pero el dirigente siempre está al servicio y Huirapuca se posicionó mucho a partir de los grandes jugadores que supo tener, fíjate la cantidad de jugadores que llegaron al seleccionado nacional, ya sean Pumas o Pumitas, mira me estoy acordando de los Lazcano Miranda en este momento. Y todo eso ayudo a que la dirigencia acompañe institucionalmente al club.

No tuve la suerte de jugar contra Huirapuca, porque cuando ellos arrancan yo ya no jugaba, pero compartí mucho como entrenador  con la dirigencia y la parte deportiva. Hoy como dirigente sigo compartiendo y para mí es una alegría muy grande ver como crecen.

Para mí como presidente de la UAR es fantástico ver como crecen los clubes, ya que el rugby de nuestro país con el sistema que tiene, su gran base son los quinientos diez clubes que  componen el rugby amateur, esa es nuestra gran semilla, esa es nuestra fuente de recursos humanos. Un club como Huirapuca es uno más de esos quinientos diez y tiene su importancia a nivel nacional, una gran importancia. Ya que es respetado y reconocido.

Porque muchos hablan de Huirapuca y para mi no solo es satisfactorio, sino que alentador porque vemos que seguimos teniendo voluntariado de dirigentes, que le ponen esfuerzo a este tipo de cosas, como todo lo que estamos en este. Y en definitiva cuando se tira en conjunto hacia adelante, las cosas salen bien. Y esto me demuestra que estamos por el buen camino y que el rugby del país va a seguir creciendo.

Además el presidente de Huirapuca era jugador cuando yo entrenaba, por lo que tenemos jóvenes dirigentes, gente con empuje, que veo en este caso como se mueve en el club, que es un chico que nació en el club y es muy querido, y eso es muy bueno. Imagínate venir desde tan chico y presidir el club con el cual te sentís identificado, pueden llegar a ser presidentes de la UAR  como yo.

Naces en el club, haces toda tu carrera deportiva, y ser presidente del club y como lo dijo el mismo en varios reportajes, su vida siempre seguirá ligada al club, habla de su amor por el deporte, pero más que nada a su club. Luis “Cacho” Castillo. Presidente de la Unión Argentina de Rugby