Orgullo tucumano

Julio Farías apoyó su primer try en un mundial. Y ante los All Blacks nada menos.

Julio Farías, el Flaco, se metió en el corazón Puma a fuerza de voluntad, sacrificio y tackles. Y ahora, de tries. Alguna vez podrá contarles a sus nietos que visitó el in-goal de los All Blacks en un Mundial. Y en Nueva Zelanda.

Hoy quiero rescatar la fuerza de un gladiador. Un gigante. El «tapado» de la gira de Los Pumas por Francia. El recomendado por Daniel «Huevo» Hourcade a un excéptico staff y compañeros de selección. «No lo había visto jugar», confesaron algunos tras la caída ante Les Bleus, incluso de alguien que tenía que formar a la par de él.

Luego de ese partido, el nombre de Julio Farías comenzó a sonar más fuerte. Estamos hablando de noviembre de 2010. Apenas, 11 meses atrás.

En agosto de ese año había sido llamado para formar parte del Plan de Alto Rendimiento y meses después, compartía la gira de Los Pumas por la lesión de Manuel Carizza. Podía jugar de las dos posiciones: segunda o tercera línea.

Pero gracias a sus tremendos tackles y actitud para la defensa, se fue haciendo un lugar en la cola del scrum, donde descolló en febrero de este año en la Vodacom Cup y se coronó campeón con Los Pampas.

«¿Si sueño jugar el Mundial? Por supuesto, siempre me sentí Puma, desde los 20 años, pero no pienso en eso. Ahora quiero mejorar», decía con su humildad. Sabía que le faltaban cosas para trabajar. Y lo hizo.

Lo hizo tan bien, que hoy disfruta de haber jugado casi todos los partidos de titular y haber hecho un try nada menos que al mejor equipo del mundo, en un arranque «marca Vodacom», con su compañero Leo Senatore . Para nosotros, fue el hombre del partido con los 20 tackles que metió de los 128 del partido.

Sueño cumplido para este hombre de Tucumán Rugby que con sus 33 años logró lo que pocos pueden lograr: jugar en Los Pumas, jugar un Mundial y hacerle un try a los All Blacks en el mítico estadio Eden Park, en la misma tierra de los mejores del mundo.

Si alguien nos hizo sentir orgullosos a los tucumanos de ser Pumas, no le quepa duda: Julio Farías, el Flaco, es el hombre donde descansó el sueño de la tierra que respira rugby en este país.