Omar Moallha: «Los clubes tienen que trabajar más el scrum»

El referente UAR de esta formación en Tucumán, Omar Moallah, habló con Rugby Tucumano tras la charla que tuvo con los referees en la sede de la URT sobre técnicas y detección de potenciales infracciones. «Hay que aceptar que ya no tenemos el scrum más fuerte del país», dijo.

Campeonato Argentino. Cancha Lawn Tennis. Tucumán perdía con Buenos Aires en una tarde lluviosa y hay scrum para La Naranja. Y el pack de forwards tucumano no dejó pasar esa oportunidad y empujó hasta que se llevó puesto al pack de Las Aguilas.

Ese scrum tucumano era marca registrada. Hoy, ya no es lo mismo. «Tenemos que aceptar que nuestro scrum no es tan fuerte como era antes«, analizó Omar Moahlla, referente UAR de esta formación en la Unión de Rugby de Tucumán.

Justamente, para intentar corregir y volver a ese scrum, Moahlla tuvo una charla presencial con los árbitros de los planteles superiores en la sede de la URT.

«La charla fue orientada a los árbitros para que refresquen principalmente las cuestiones básicas que deben tener los primeras líneas y el pack deforwards para formar un scrum seguro y eficaz, sobre todo. Tiene que ver con la formación, la altura, la posición de la espalda y posición de los pies«, arrancó el ex pilar de Los Tarcos.

Se pasaron videos y se vieron varias situaciones en la formación que conllevan riesgo para debatir, analizar y concluir cuándo el árbitro debe hacer jugar, cuándo deber resetear o cuándo directamente cobrar infracción por mala formación de alguno de los primeras líneas.

«Creo que hay un gran problema de falta de trabajo en el scrum. A los jugadores, individualmente, le tenés que enseñar la técnica y sobre todo, la parte sicológica del scrum, de querer jugarlo. Esto no es de ahora, viene de años y la pandemia aceleró un poco las cosas. Venimos renegando de la falta de scrum de Los Pumas desde hace cuatro años y al seleccionado nacional lo alimentan jugadores que son formados en el país. Hoy, Tucumán, está lejos de lo que supo ser en materia de scrum«, aseguró.

«En todo el país hay problemas de formación. La idea de la UAR es volver a tener un scrum firme y, sobre todo, seguro. Que no pase lo que sucedió hace tiempo con tres chicos fallecidos pero esto lleva tiempo. No se soluciona de uno a dos meses. Hay que hacerlo a conciencia y no se lo está haciendo», señaló.

«Esta charla la venimos teniendo hace tiempo con los árbitros por pedido de la Comisión de Arbitros a cargo de Fernando Martoni y esta es la primera que tenemos presencial. Pero ¡ojo! Este no es un problema de los árbitros. El scrum no se colapsa por culpa del árbitro. Lo que sí puede hacer el árbitro es no permitir jugar un scrum mal formado y así prevenir serias lesiones. Si el primera línea no tiene técnica y no está en condiciones físicas de hacer el scrum, el árbitro no lo va a corregir. Eso tiene que ver con la falta de entrenamiento y dedicación a una de las formaciones básicas del rugby y que se sigue jugando a nivel internacional. Esto tienen que trabajar los clubes. Son los responsables de formar jugadores aptos para el scrum», dijo.

«Esta charla la tuve hace muchísimo tiempo porque se le dejó de prestar atención al scrum porque necesitábamos entrenar otras destrezas que está bien que se las atienda pero dejamos de trabajar nuestro fuerte por prestarle atención a otras cosas. Y ese fue un error. También fue un gran error a nivel nacional porque no había que descuidar la base, sobre todo en los clubes. Porque a los18 años, cuando el chico es Pumita y no tuvo una buena base en el club, ¿cómo querés que llegue a Los Pumas con el nivel que tendría que tener? Y nos pasa lo que nos pasa hoy que jugamos mal el scrum», analizó.

Finalmente, dejó aclarado que «estamos trabajando con los clubes porque el scrum tucumano no es malo por culpa del arbitraje. Si no aceptamos esta realidad, no la vamos a cambiar nunca. Tenemos que aceptar que nuestro scrum no es tan fuerte como era antes«.

También te podría gustar...