Objetivo: Japón 2019

Foto: Marco G. Lamoglia

Foto: Marco G. Lamoglia

Terminó la Copa del Mundo para Los Pumas y a la  hora de hacer un balance concluyo en que el mismo es positivo. Es cierto que no se terminó como todos hubiésemos querido, jugando la final o con la de bronce en el cuello. Pero nuevamente hay que aclarar que ese no era el objetivo? Es cierto que todos nos entusiasmados y a medida que transcurría el torneo fuimos aspirando a más, pero Daniel Hourcade siempre fue claro, el objetivo es Japón 2019.Poco después del debut frente a All Blacks, José Santamarina, Manager deportivo de la selección dijo que la idea para este mundial era quedar entre los cuatro primeros. Misión cumplida.

Ahora he de seguir detallando porque considero positivo el balance. Pese a que varios jugadores anunciaron su retiro del seleccionado muchos jóvenes mostraron que con minutos en cancha pueden estar a la altura de las circunstancias. Alemanno, Matera, Isa, solo por nombrar algunos tuvieron una gran copa. A estos deben agregarseles los jugadores que quedaron fuera del mundial porque solo se podía traer a 31. El recambio está, hay que seguir trabajándolo y este mundial sirvió para eso. Este grupo dijo Hourcade «deja una estructura, no se arrancará de cero«. Esto pensando en el futuro, llámese Super Rugby, Seis Naciones de América y Rugby Championship.

El otro punto a favor es que a pesar de ser superados los jugadores no se entregaron y siguieron buscando, desordenados a veces pero siempre hacia adelante. Hay un idea de juego que se respeta y que es atractiva para la gente y eso antes de este proceso era difícil de imaginar. Muchos sostienen que se aprende más de los errores y de las derrotas que de los triunfos.

Cosas para prestar atención como las amarillas durante los primeros tiempos, ya sea por un mal fallo arbitral o errores propios, son situaciones que seguramente servirán para seguir creciendo. Los Pumas cayeron ante Los Springboks por 24-13 pero se fueron como jugaron durante toda la #RWC2015, yendo para adelante.

Otro detalle para remarcar es que en declaraciones de varios Pumas se llegó a percibir el dolor y el desánimo cuando las cosas no salieron, o sea que no les da lo mismo y seguramente eso germinará en un sentimiento y anhelo de revancha y lo mejor que un entrenador puede tener es un jugador con sed de ganar.

Durante la conferencia de prensa post partido al entrenador argentino se le pregunto como le gustaría que recordaran a este equipo y el tucumano respondió «quiero que se lo recuerde como un equipo que dejo todo y que contó con un gran poder ofensivo» y cerró diciendo «ojalá se lo recuerde como un plantel que abrió puertas«.
Sin dudas es muy pronto para decir si estos Pumas serán recordados así o no pero con esta proyección, es muy probable que así sea. El reloj ya está en marcha, faltan 1420 días para Japón. A trabajar. #VamosPumas !

Gustavo M. Ribó