No para de soñar

Santiago Iglesias Valdez tuvo un año para destacar. (Foto: La Gaceta)

Santiago Iglesias Valdez tuvo un año para destacar. (Foto: La Gaceta)

Como Santiago Cordero, o Juan Figallo y Agustín Pichot en otras épocas, Santiago Iglesias Valdez fue convocado a Los Pumas siendo muy joven. El hooker de Universitario es una de las apuestas a futuro.

En el seleccionado argentino, ya jugó dos test matches en la última ventana internacional de noviembre. Eso lo ha puesto a «Porrón», como le dicen en el club de Ojo de Agua, en una posición inmejorable de cada a la ventana de junio que se aproxima y a los partidos que se jugarán por la Championship. Previamente, el primera línea fue integrante de Los Pumitas, en 2012, aquel equipo que alcanzó el cuarto puesto en el Campeonato Mundial Juvenil de Sudáfrica. También estuvo en el combinado junior en 2013. Y como si esto fuera poco, formó parte de Pampas XV, campeones de la Pacific Cup en marzo pasado.

Por supuesto que sueña con ser llamado otra vez.

– ¿Cómo vienen estos meses del año?

– Es un año muy largo. Recién juego los primeros partidos con el club. Estoy tratando de mantener el ritmo y entrenando a full. Disfrutando de este torneo nacional que es muy importante y atractivo. Nos medimos con todos los equipos del país. Estoy empezando un gran año y quiero disfrutarlo.

– En Universitario sos suplente por una cuestión de derecho de piso frente a gente más experimentada, ¿verdad?
– No sé. No hablo mucho de ese tema con los entrenadores. Yo respeto la decisión de ellos. Siempre estoy a disposición. Aprovechando cada momento en que me toca entrar.

– ¿Tu idea es seguir en Argentina con Uni o quizás podrías pensar en ir a jugar en Europa a mitad de año?
– Este año mi idea es estar acá en Argentina. En el club, en el Pladar y en los seleccionados nacionales. Firmé un contrato con la UAR y por eso todo 2014 voy a estar acá en Argentina.

– Estimo que uno de tus objetivos será también hacer un buen papel en el torneo regional del NOA…
– Sí, siempre me pongo pequeños objetivos a principio de año. Ya pasó uno importante que fue la Pacific con Pampas XV. El siguiente es estar acá con mi club. Ahora está el Nacional de Clubes, luego va a empezar el regional, se vienen concentraciones nacionales. Yo estoy disponible siempre.

– ¿Qué te quedó de tu participación con Pampas XV en la Pacific Cup?
– Me parece que fue un torneo muy exigente. A nivel físico, muy dinámico. Nos encontramos con un rugby muy veloz que al principio nos incomodaba. No nos adaptábamos mucho, pero era lo que íbamos a buscar, un rugby dinámico. A medida que pasó el tiempo fuimos de menor a mayor con los entrenamientos durante la semana. Terminamos adaptándonos, jugando un gran rugby, con mucha velocidad. Fue un gran torneo, terminamos campeones. Lo disfrutamos mucho.

– ¿Una buena noticia para vos sería ser convocado para la ventana de junio para Los Pumas?
– Sí. Lo pienso todos los días. Cada vez que me levanto de la cama pienso en entrenar, en hacer lo mejor por mí y por mi club, para poder ser convocado.

Relacionados