No lo ganaron ellos, lo perdimos nosotros.

DN-4965-470Que los de “Negro” son los mejores del mundo eso es algo que no tiene discusión. Los Pumas jugaron un buen partido que se fue por la borda en los últimos minutos del primer tiempo. Los All Blacks son un seleccionado de un nivel superior pero hoy los errores y desconcentraciones del XV argentino en el primer capítulo definieron el encuentro.

Ya no se puede echar la culpa a la falta de experiencia o al nivel superlativo del que es uno de los mejores equipos de la historia del deporte. Los errores hoy volvieron a costar caro y frente a este monstruo no podés fallar en nada y hoy se falló demasiado en poco tiempo. Los dirigidos por Daniel Hourcade salieron a disputar los segundos 40 minutos con mucha vergüenza deportiva, sin embargo no se pudo sacar rédito de un hombre de más ni de una manifiesta superioridad porque los de “Negro” cuando debieron defender lo hicieron bien, aunque en algunos casos apelando al juego desleal.

Los argentinos a fuerza de tozudez fueron para adelante y consiguieron poner cifras decorosas a un partido que ya estaba perdido. Duele perder así, eso es seguro. Pero no queda otra que seguir trabajando, ahora se viene el encuentro contra los “Wallabies” para cerrar el torneo en Twickenham. Puede sonar a frase gastada o de “cassette” pero en verdad no queda otra. El rugby argentino quería jugar contra los mejores y así lo está haciendo. La forma de crecer es esta.

Los All Blacks son los mejores del mundo sin embargo hoy quien escribe se va del José Amalfitani con la sensación que al partido no lo ganaron los mejores, lo perdieron Los Pumas. Esta es una frase que normalmente no me gusta utilizar ya que siempre creo que si uno pierde un partido es porque el rival algo hizo bien. Los de Steve Hansen hacen del juego simple una verdadera belleza y un arma letal y eso es algo que todos sabemos. Pero permítaseme ser reiterativo. Hoy al partido lo perdió el equipo argentino. El primer triunfo ante los de Nueva Zelanda tendrá que seguir esperando

En un párrafo aparte hay que mencionar ciertos fallos del árbitro sudafricano Jaco Peyper, que si bien no influyeron en el resultado, sirven para ilustrar que Los Pumas siguen pagando “derecho de piso” en su quinta participación en el Rugby Championship. Un hombre encargado de impartir justicia con la pasividad muy evidente para uno de los equipos.

Argentina: 15 Joaquín Tuculet; 14 Santiago Cordero, 13 Matías Moroni, 12 Santiago González Iglesias, 11 Ramiro Moyano; 10 Nicolás Sánchez, 9 Martín Landajo; 8 Facundo Isa, 7 Javier Ortega Desio, 6 Pablo Matera; 5 Matías Alemanno, 4 Guido Petti; 3 Ramiro Herrera, 2 Agustín Creevy (cap), 1 Nahuel Tetaz Chaparro.

Ingresaron: 16 Julian Montoya, 17 Lucas Noguera, 18 Enrique Pieretto, 19 Juan Manuel Leguizamon, 20 Leonardo Senatore, 21 Tomás Cubelli, 22 Jerónimo De la Fuente, 23 Matías Orlando.

Entrenador: Daniel Hourcade

Tries: Isa, Tuculet

Con: Sánchez, G.Iglesias

Pen: Sánchez

Nueva Zelanda: 15 Ben Smith; 14 Israel Dagg, 13 Anton Lienert-Brown, 12 Ryan Crotty, 11 Julian Savea; 10 Beauden Barrett, 9 TJ Perenara; 8 Kieran Read (cap), 7 Ardie Savea, 6 Liam Squire; 5 Brodie Retallick, 4 Patrick Tuipulotu; 3 Owen Franks, 2 Dane Coles, 1 Joe Moody.

Ingresaron: 16 Codie Taylor, 17 Wyatt Crockett, 18 Ofa Tu’ungafasi, 19 Samuel Whitelock, 20 Elliot Dixon, 21 Tawera Kerr-Barlow, 22 Lima Sopoaga, 23 Damian McKenzie.

Entrenador: Steve Hansen

Tries: Lienert-Brown, Crotty, Coles, Perenara, Smith

Con: Barrett (4)

Pen: Barrett

Amarillas: Moody, Squire

Estadio José Amalfitani, Buenos Aires

Referee: Jaco Peyper (SA)

Producciôn de Gustavo Martínez Ribó.

Sintesis y foto: UAR