Voces del campo blanco

El festejo blanco y la satisfacción de los entrenadores.

Había fiesta en Natación. No era para menos. No había éxtasis ni demasiada algarabía. Se podría decir una alegría grande por la victoria por no bajar nunca los brazos, por .

En el fondo, los jugadores blancos saben que ganaron un partido «chivo», del que gran parte de él estuvieron perdiendo pero lo dieron vuelta. Y eso es lo que importa.

El héroe de la jornada, Maxi Ledesma decía tras el pitazo final.

«Sí, ganamos un partido sufriendo, no tuvimos muchas ocasiones para sumar puntos pero creo que lo hicimos en los momentos justos. Se nos dio al final. No nos salieron las cosas como lo habíamos planeado porque no tuvimos muchas pelotas. Siempre queremos jugar con los tres cuartos, siempre que se tenga oportunidad. En la pelota final, traté de sacarme toda la presión y que entre, era lo única que pensaba. Ahora hay que ir paso a paso y seguir para adelante», decía el apertura blanco.

Del otro lado, las caras de desazón, de bronca, impotencia, reflejaban el estado de ánimo.

Enrique Sáez, el medio apertura del Jockey, intentaba explicar la derrota. «Tuvimos una semana mala, no entrenamos bien y creo que eso se vio en el resultado. Fuimos imprecisos con la pelota y cada vez que nos volvimos a nuestra cancha, lo hacíamos sin puntos. Esa fue la clave. Esto nos pasa siempre. De una semana que jugamos un gran partido, a la otra volvemos a caer en errores y creo que nos falta madurar muchas cosas», señaló.

Rojas estuvo intratable.

«Cometimos errores puntuales y ellos fueron grande aprovechadores de errores nuestros. Así sumaron puntos. Sumamos penales de los dos lados pero nosotros no estuvimos acertados y ahí también se explica la derrota. La brecha entre los equipos de este campeonatos es muy corta, el torneo es durísimo y aquí el que se equivoca menos, gana. Hay que entrar jugando con la máxima concentración como lo hicimos nosotros ante Lawn Tennis. Hay que aprender de esta derrota», finalizó Alejandro Rojas, el ala de Jockey Club.

producción rugby tucumano