Mucho clásico, poco rugby

Montalbetti se dirige al try. Gimnasia aprovechó todos los penales a favor.

Gimnasia y Tiro se quedó con el clásico salteño al derrotar a Jockey Club por 25 a 20 y de esta forma logró salir de la zona de promoción en el Torneo Regional mientras los «albirojos» perdieron el tren de seguir en el lote de arriba.

Ya terminó la pesadilla de Jockey de jugar con los equipos salteños, ahora todo vuelve a la normalidad. Es que en realidad, una vez terminado el encuentro, todos pensaban “qué manito le dieron Universitario y Gimnasia al Jockey de Salta en el Torneo Regional”.

Esto de jugar clásicos, puede llegar a transformarse en un buen dolor de cabeza, o en una alegría tremenda, porque se juega mucho más que los puntos por el Torneo, y por lo general la presión la tiene el equipo que está mejor posicionado.

El Jockey estaba haciendo bien los deberes últimamente: muy ordenado, excelente ataque, una defensa que cumplía objetivos, un pack que hacía frente a las circunstancias, todo bajo el liderazgo de uno de los mejores jugadores que dio el rugby salteño: Lucio López Fleming.

Pero encarar estos partidos significa que todo hay que programarlo nuevamente, como si lo anterior no sirviera de nada. Es decir, clásicos son clásicos.

Gimnasia venía mal porque nunca logró su juego luego de la inexplicable gira a Canadá de los Mayuatos. Pero en parte se vió una alentadora mejoría en sus 2 últimos partidos ante Universitario de Tucumán que perdió por 66 a 31, pero le hizo 5 tries a Uni, y luego el partido con Tarcos que se ganó con carácter y decisión.

Cuando comenzó el partido, se vió a los «albos» diferentes, y a Jockey muy preocupado por la marca de su rival. Pero en general, los nervios hacían de las suyas en los protagonistas.

El local cuando disponía la pelota, principalmente en los fijos, ganaba metros y control con las levantadas de su octavo Facundo Cuevas muy bien apoyado por sus compañeros. A su vez, el conjunto visitante, marcaba bien pero algo no funcionaba en su clásico esquema, al desaprovechar patadas factibles a los palos.

Pero como todo clásico, hay circunstancias que solo en estos partidos ocurre haciendo irregular el trámite del mismo. ¿Quién podía suponer que se lesionara el árbitro y tenga que hacerse cargo el linesman del control del juego? Y esto ocurrió luego de una lesión del “8” «albo». El partido estuvo parado largos minutos para que el juez de touch se cambie y se ponga a tono con el desarrollo del encuentro.

A esta altura, ya ganaba el local, luego de haberse logrado un try por bando por intermedio de Miralpeix (J) y Montalbetti (G), pero con mejor aprovechamiento de las patadas a los palos por parte Gimnasia.

Nuevamente por intermedio de Zavaleta, Jockey llega al in-goal pero la diferencia en las conversiones, dejan el score al finalizar el primer parcial a favor de Gimnasia 16 a 10.

Hasta allí, se podía descifrar las estrategias de los equipos, que según los conocedores dicen “estos partidos los ganan los técnicos”: Jockey apostaba mucho a su defensa, algo que Gimnasia no intentó mucho con los backs salvo el único try cuando el fullback se filtró por un hueco bastante grande que encontró. También el «rojo y blanco» controlaba los lines llegando a robar pelotas importantes.

Gimnasia puso las fichas a sus forwards, todos de excelente trabajo, y no permitir armar al temido López Fleming que era controlado por la tercera línea. A su vez, Lico tuvo una excelente jornada como contrapartida a lo que pasó con el pateador del elenco visitante.

Y así continuó el segundo tiempo, con un dominio más acentuado por parte del dueño de casa que llegó a los últimos metros rivales con una demostración de poderío de sus delanteros luego transformados en penales.

Los últimos 15 minutos fueron emocionantes aunque muy cortados por lesiones y sanciones por la intensidad de los hechos: encontraron un Jockey yendo al frente, pero sin poder plasmar en el score por la férrea actitud defensiva de su adversario. Solo 2 minutos después que sonó la sirena, en una acción de jugadores totalmente agotados, aprovechó De la Arena una escapada de Decavi para conseguir el tercer try para el Jockey y al menos cosechar el bonus.

Sin rugby no se puede decir que fue un partido bueno. Solo la emoción de jugar el más antiguo clásico salteño.

Síntesis:

Gimnasia y Tiro de Salta: Cristian Fernández, Ezequiel Peila y Facundo Corimayo; Atilio Ovejero y Alejandro Chaneton; Mauricio Martínez, Samuel Suasnabar y Facundo Cuevas; Emiliano Albertini y Ezequiel Lico; Víctor Sarmiento, Javier Irazusta, Nahuel Barrios y Alejandro Rottigni; Gonzalo Montalbeti.

También jugaron: César López, Ignacio Irigoyen, Ezequiel Barraguirre, Álvaro Buttazzoni, Mauro Ramos y Luciano González.

Jockey Club de Salta: Ruiz de los Llanos, Nicolás Arias y Pablo Soria; Edmundo Di Lella y E. Debrizo; Joaquín Miralpeix, Baltasar Decavi y Juan Pablo Mendoza; Lucio López Fleming y José Decavi; Martín de la Arena, Emiliano Courel, Santiago Zavaleta e Ignacio Racioppi; Carlos Orlando.

También jugaron: Lasalle, Guzmán, Uriburu, N. Orlando, Larrieu, Alsina y Saravia.

Tantos : Primer tiempo: 9’ try de Miralpeix (J); 13’ try de Montalbetti convertido por Lico (G); 19’ penal de Lico (G); 24’ try de Zabaleta (J); 28’ y 34’ penal de Lico (G).

Resultado parcial: Gimnasia y Tiro 16 – Jockey 10.

Segundo tiempo: 2’ penal de Lico (G); 15’ penal de N. Orlando (J); 21’ y 27’ penal de Lico (G); 42’ try de De la Arena convertido por N. Orlando (J).

Resultado final: Gimnasia y Tiro 25 – Jockey 20 (4-1).

Amonestaciones: Ovejero (G) y Arias (J).

Expulsados: Arias (J) y Barraguirre (G).

Arbitro: Alejandro Marenco (reemplazado por Matías Galván en la mitad del 1º tiempo por lesión).

Cancha: Gimnasia y Tiro en Limache.

Intermedia: Gimnasia y Tiro 32 – Jockey 28 (5-2).

 

Opinión de los protagonistas:

Atilio Ovejero – 2da línea de Gimnasia

«Le ganamos a un gran equipo, supimos hacer las cosas bien, marcamos cuando tuvimos que haber marcado y nos hicimos fuerte en lo nuestro, en el scrum, en el juego corto, y mejoramos mucho en tackle que eso nos benefició mucho».

Cristian Fernández, Pilar de Gimnasia

«Durísimo, friccionado, muy hablado, desprolijo, salió creo con mucha actitud de nuestra parte. Hemos tratado de llevar el plan de juego que teníamos previsto, hemos fallado en algunas partes pero salió bastante prolijo. Creo que tenemos que seguir laburando por esta senda, no hay que descender. Como sea, hay que sumar estos puntos, y los que quedan en camino. Nunca he visto un clásico que sea muy abierto ni que se gane claramente, ni que no haya fricción, los 2 equipos entran a jugar a 1000, nosotros que necesitamos ganar y ellos que venían bien y son un gran equipo, como lo han demostrado».

José Decavi – Apertura de Jockey

«Un partido muy difícil, muy trabado, es difícil jugarlo, son muy cerrados. A nosotros nos perjudica, no nos favorece el juego, no sabemos ser prolijos. Gimnasia mete mucho, juega bien en toda la cancha, presiona bien y se lo llevó por eso, hicieron mejor las cosas. Sí, es cierto, poco de rugby. Así son estos partidos, a los árbitros se les va de la mano, en vez de sacar amarillas y favorecer el juego limpio, no… se entorpece el juego, empiezan a hablar todos los jugadores, son más hablados y luchados y no se juega».

Lucio López Fleming – Medioscrum de Jockey

«La verdad que fue un partido muy feo, y se complica cuando tenemos un referee que no deja jugar, todas las veces da penal y no advierte, pero tampoco hay que echarle toda la culpa al referee, hay que hacer autocrítica a nosotros para ver que nos está pasando, y arrancar de nuevo».

Javier Román – Técnico de Gimnasia

«Partido duro como todo clásico, al principio el nivel a favor de Jockey, después lo emparejamos y luego creo que dominamos todo el partido, jugamos tranquilos y serenos, no nos quebraron en defensa, que es lo que hemos planteado, que no nos quiebren en defensa y cuando tengamos la pelota usarla y marcar puntos todas las veces que podamos. Estos partidos son así, la tengo clara, uno puede plantear mucha estrategia y táctica, pero en un clásico el corazón manda, se juega más con el corazón que con la cabeza muchas veces, y los técnicos planteamos algo que a veces se hace o no se hace. Creo que hicieron bastante de lo que dijimos, también hubo desorden pero sabíamos que esto era así».

Especial desde Salta por Eduardo Rozar y Horacio Cortes, para Rugby Tucumano