Mensaje para Los Pampas tucumanos

Los familiares de los jugadores tucumanos que están en Sudáfrica hace 80 días, a punto de jugar la final, le envían a través de Rugby Tucumano el mejor de los deseos y esperan que jueguen su mejor partido.

Cuesta, no es fácil. Para una mamá o un papá, para un hermano, para una hermana, para la novia, la esposa o los hijos, no tener cerca a esa persona que todos los fines de semana dejaba su alma en su equipo, en su club y regresaba a casa. Hace más de dos meses que el hogar de estos jugadores se encuentra a miles de kilómetros, en Potchfestroom, Sudáfrica. Solo los medios de comunicación los acercan al «Tucumán querido» para, al menos, no extrañarlo tanto. Ni extrañar el cariño de su gente.

Cuando Rugby Tucumano propuso la producción a los familiares de los tucumanos Pampas, todos dijeron que sí. Porque no sólo se los extraña sino que sienten un orgullo inmenso ser parte de este proceso histórico para el país.

Benja con Delfina.


Toda la familia Macome a la expectativa del partido del viernes.

María Angela, mamá de Benjamín Macome: “Lo extrañamos un montón porque hace mucho que se fue pero estamos orgullosos de lo que le está pasando sobre todo por el último partido que jugó muy bien. Somos una familia muy grande, de rugbistas, son 14 los hijos y él es el más chico. Siempre lo seguimos a Benjamín. Es dura la separación porque esta vez fue muy larga pero acá estamos felices de lo que le está pasando. Todos. Mi marido está fascinado, no se pierde ningún partido pero no podemos verlo entre todos porque siempre es horario de trabao. ¿Qué le diría a Benjamín? Que Dios lo ayude para que sigan haciendo lo que hacen, a él y a todo el equipo, que les dé la fuerza y la habilidad para que jueguen como hasta ahora porque fueron partidos emocionantes. Esperá que mi marido me dicta algo… Ah, que jueguen la final como en el segundo del viernes pasado… ja ja ja! Estamos con él y confiados que van a ganar. Fuerza a todos”.

Delfina, novia de Benjamín: «Estamos todos orgullosos, felices y ansiosos por el partido del viernes. Le tengo una fe bárbara a este equipo que espero vuelvan a casa campeones. Se lo merecen»

Ricardo, hermano de Gabriel Ascárate: “Es increíble, un orgullo para mí y para mi familia. Se está empezando a ver los frutos del esfuerzo que hizo toda su vida, del objetivo que se puso desde muy chico. A pesar de las lesiones que tuvo se levantó y siguió. Es un orgullo que haya logrado todo esto. Es más que merecido lo que le está pasando. Creo que siento más alegría que si me hubiera pasado a mí. El sabe que le digo siempre lo mismo antes que entre a la cancha: que todo el mundo lo apoya, que todos somos los hombros para que tacklee y las piernas para que corra, que la descosa, que haga lo que sabe que así le va bien. No tiene que pensar en otra cosa que hacer lo que sabe. Descosela como siempre, Narigón”.

Pilar, hermana de Nicolás Sánchez: “estamos muy contentos todos por lo que está viviendo él. Es un equipo con grandes jugadores y salen siempre a la cancha a ganar los partidos. Me gusta el rugby porque además de ser un deporte se hacen muchos amigos. A Nicolás lo sigo desde el primer partido, los ví a todos. Y la verdad que siento una emoción tremenda verlos, en particular a mi hermano y siento un orgullo muy grande. Pero ver a todos esos jugadores que los veía en divisiones inferiores y ahora en la tele, ver todo lo que les pasa es increíble. Si lo tuviera a Nico cerca antes de entrar a jugar la final le diría que esté tranquilo, que juegue como él lo hace y que le ponga todas las ganas como siempre lo hizo”.

Roberto, papá de Roberto Tejerizo: «orgullosos de lo que le está pasando. Nosotros sabemos lo que se exigió para estar, de la mano de Ricardo Le Fort que fue un poco el mentor. Se preparó mucho en el Pladar y tuvo su oportunidad. Nosotros estamos contentos de que le vaya bien con lo que eligió y lo apoyaremos en el futuro. Lo extrañamos bastante porque desde febrero que se fue, primero con el seleccionado tucumano y después con Los Pampas, hace más de dos meses que no lo vemos. Y ahora se va para el Sudamericano. Robert tiene todo el futuro por delante y nosotros estamos contentos y apoyándolo».

Daniel, tío de Roberto Tejerizo: «Imaginate como estamos todos desde que lo llamaron: chochos, pendientes de cuando va a jugar o no. Mi vieja no se pierde un partido y se emociona cada vez que lo ve en la tribuna. ¡Y justo el partido que jugó no lo pasaron! (risas) Lo que le decimos es qué va a traer de regalo… ja ja ja. ¿Qué tiene Roberto? Un gran scrum, fuerte, un muy buen estado físico, muy buen line y es agresivo para defender y tacklear. Tiene que tener paciencia porque a los 23 años está consiguiendo una experiencia que no todos tienen la oportunidad. Ya tendrá otros partidos. Hay que tener paciencia».

Rodrigo, hermano de Ramiro Moyano:  «Es un tipo que siempre está tranquilo, nunca está nervioso. Se lo extraña mucho al flaco, sobre todo porque él está siempre en casa y le encanta. Si no está en casa, está en la casa de la novia.  No sé si le gusta tanto salir de viaje (risas). Pero es lo que él eligió y le va a ir muy bien. Justo mi vieja está enferma (la operaron hace poco), está en cama y si ya lo extrañaba, no ve las horas que llegue el fin de semana para que él vuelva. En el club también. El entrenador me manda mensajes todos los días para que le pregunte cuando vuelve al club… ja ja ja !!. Pero apenas vuelva, ya se tiene que ir porque del 20 al 25 se van a Misiones por el Sudamericano. El único consejo que le doy siempre, es que no deje picar la pelota en el fondo. Creo que con los 21 años que tiene ya consiguió muchísimo, tiene un futuro inmenso. Le diría ahora que aproveche todo, que es positivo y suma y que tenga paciencia que ya se le va a dar. Demostró cuando jugó que está al nivel y ya le llegará la oportunidad».

Julio y su hermano cuando los Pampas estuvieron en la heladería.

Maxi, hermano de Julio Farías: «Toda la familia está convulsionada porque esperábamos que Julio tenga la explosión. Que le haya tocado ahora, no importa. Estamos contentos igual. Su señora y sus hijas lo están bancando a muerte. En casa, mi vieja, como toda madre le cuesta a los hijos ver que se golpean. Pero eso fue al principio. Ahora lo alienta permanentemente. Le manda mails, lo apoya en todo y lo banca. Mi viejo es un tipo muy deportista así que todos los amigos le envían saludos cuando saben que El Flaco salió en las noticias. Toda la familia lo está apoyando. El lo tiene merecido. Le diría que lo diifrute, que es un momento único. Que no se preocupe que acá estamos bien. Que viva el momento y recuerdo eso para siempre que es único y se lo ha ganado».

Los Guzmán.

Luis, papá de Santiago Guzmán: «Cuando terminó la secundaria, Santiago tuvo un dilema. O jugaba al rugby o estudiaba. No sabía para donde ir. Y con los hermanos mayores lo apoyamos en su decisión por jugar. Yo le dije: ‘No te pares y buscá la exelencia en lo que hagas’. Y el hecho que esté en este plantel es un buen indicio que está haciendo bien las cosas. Antes que fuera rentado, ya era disciplinado. Soltó los libros pero agarró otra responsabilidad. Estoy muy contento que esté ahí y creo que sabe que le va bien: no aflojés».

Luis Pablo, hermano de Santiago Guzmán: «Estoy muy orgulloso de él por el lugar donde está. A pesar de ser tan chico, es muy maduro. Trabajó mucho, se recuperó de una dura caída después de lo de Stade Fracais y creo que lo que vive ahora es cosechar los frutos de un trabajo que se hizo a lo largo de estos años. La evolución es notable de un torneo a otro. Formar parte de esto no es menor porque todos suman y aportan su grano de arena. Le deseo lo mejor a él y también le mando un saludo grande a dos ex compañeros, como el Flaco Farías y Benjamín Macome. Que la rompan el viernes. »

Patricia, mamá de Santiago Guzmán: «Para mí ya son campeones. Y a pesar que Santiago jugó poco, valoramos todo el trabajo no sólo de él sino del plantel que sé que es un grupo unido, muy compañero. Demostraron que son son capaces, que el que no juega lo mismo apoya y las personas que condujeron este grupo son maravillosas. Crecieron un montón de un año al otro. Capitalizaron la experiencia del año pasado. El Plar está formando muy buenos jugadores en todo el país, eso quedó demostrado y los que vienen también tienen un gran nivel. Para mí, Santiago ya es campeón. Es un ejemplo porque todo lo que emprende lo hace con dedicación y con responsabilidad. Destaco las ganas de todos, el estar tan lejos y tanto tiempo, lejos de cada hogar, es difícil. Es increíble todo lo que hacen. Para mí, son campeones todos más allá del resultado del viernes».

agradecemos a todas las personas que hicieron posible esta producción.