«Me veo festejando el domingo»

AUCKLAND, 5 de octubre – La cuenta regresiva para definición de los cuartos de final de la Copa del Mundo de Rugby está en marcha. En Auckland, Los Pumas son los invitados a la fiesta de los All Blacks y los jugadores argentinos saben que el favorito es el rival anfitrión, pero hombres de la talla de Martín Scelzo desdramatizan las horas previas a la trascendental contienda.

Este gigante de 1,83 y 124 kilos, es uno de los jugadores con más experiencia en el equipo argentino, por eso sus palabras brindaron aplomo y distensión en momentos donde el equipo se encuentra bajo intensa presión.

Sin dudarlo un segundo, pero lejos de pecar de soberbio, Scelzo contestó con total sinceridad que el domingo en la noche se ve “festejando”, después de haber jugado contra los All Blacks, el partido donde habrá en juego un lugar en las semifinales de la Copa del Mundo. No fue más allá. No aclaró si festejaba una victoria, una buena actuación, o un buen Mundial. Pero fue contundente y repitió: “festejando”.

A sus 35 años, el pilar surgido en el club Banco Hipotecario que transita por su cuarta Copa del Mundo en forma consecutiva opinó que los All Blacks “hoy están muy firmes en todo sentido. Nosotros tenemos que hacer un gran partido para poder quebrarlos”.

Ser mejores que ellos

Luego fue más específico cuando detalló que “hay que marcarles presencia en defensa. Mostrarles que vamos a estar muy firmes en ese aspecto” y agregó que para superar a este equipo al que Argentina nunca pudo derrotar. “Se les gana siendo mejores que ellos y teniendo menos puntos débiles que ellos. Si nosotros jugamos con una gran defensa y una buena base de scrum y lines, también somos un equipo complicado para jugar. Vamos para adelante, tenemos forwards pesados y móviles, y con backs que juegan bien al rugby. Tenemos que ir pensando cómo hacer nuestro juego y marcar puntos”, enfatizó.

El hombre que defiende los colores de Agen en el Top 14 de Francia, tiene una dilatada carrera en Los Pumas, y aseguró que el próximo compromiso de los argentinos no es el partido más difícil de su carrera. “Todos son difíciles”, remarcó, al tiempo que completó “cuando empezamos ante Inglaterra, también era el más difícil, si nos tomamos un partido como fácil, estamos perdidos. Es algo que nos pasa a los sudamericanos, cuando pensamos que somos un poquito superior al resto, nos va mal”.

Por último, el pilar que hasta el momento nunca pudo ser titular en esta Copa del Mundo, comentó que la ausencia de Dan Carter en el equipo de los All Blacks, puede significar una ventaja, pero está lejos de ser un hecho que pueda convertir a los neozelandeses en un equipo vulnerable, cuando comentó que “Slade puede haber estado nervioso, tal vez no sea el jugador que es Carter, pero es para tenerle respeto. Tal vez tengamos ahí una puerta donde atacarlos, pero no creo que sea el punto débil de ellos”, concluyó.

Fuente: IRB