“Mario Ledesma es un capo”

Lo dice Javier Díaz, el pilar de Natación, quien fue invitado a participar de la primera semana de entrenamiento por el flamante entrenador de Los Jaguares . Después se suma a Argentina XV.

“Me quería morir. Fue la segunda fecha del Argentino ante Córdoba. Me sacan dos amarillas por formar mal el scrum. Por suerte ganamos y eso alivió un poco la tristeza. Pero uno aprende”, rememora Javier Díaz, 23 años, pilar del Natación campeón del Regional 2017 con respecto a su desempeño en el torneo 2016 con La Naranja.

Habían cambiado las reglas en la formación del scrum y Tucumán no le había encontrado la vuelta. Javier lo sintió en carne propia.

A un año de aquella amarga experiencia, su esfuerzo tuvo doble premio: invitado a una concentración a mediados de diciembre, fue convocado por primera vez para conformar el plantel de Argentina XV para esta temporada. Y días después, la yapa: “me llama Mario Ledesma y me dice que me quería como invitado en el plantel de Jaguares en la primera semana de entrenamiento. Increíble”.

El 2017 fue fantástico para Javier: campeón con los Naranjitas M21 en el Argentino, después con su club, Natación, tras 21 años de sequía, un gran desempeño en el seleccionado mayor Naranja que resultó subcampeón del Argentino. Pero el arranque no fue el esperado. “A principio de año tuve una lesión en el hombro y no sabía si operarme o no. Por suerte trabajé bien y me sentí muy cómodo durante la temporada”, aseguró el pilar que no para de recibir felicitaciones por su doble convocatoria. “Apenas subieron la foto en las redes sociales, todos me felicitaron y están muy contentos. Macome? Ojalá este año me tenga en cuenta…. ja ja ja ja”, dice cuando le recordamos que el entrenador del Blanco perderá una pieza importante para esta temporada que tendrá un gran reto con el Nacional de Clubes.

“Mi famila son los que me apoyan siempre. Son de fierro. Mi viejo fue quien me llevó a Natación para que hiciera un deporte. Así, de la nada. Decidí por el rugby a los 11 años. Mis entrenadores fueron Alejandro Rodríguez y Juan Carlos Pérez Rojas. Nos hacían tener ganas de ir al club, de entrenar, nos trataban y hablaban muy bien. Y además, un grupo de amigos muy lindo. De esa camada, Mariano Agüero subió conmigo a Primera. El resto está en Intermedia y muchos dejaron de jugar, pero seguimos siendo amigos”, aseguró.

En cuanto a la concentración,  Díaz dijo que “fue una semana muy intensa la de diciembre. Mario Ledesma es un capo: sabe una bocha de scrum. Me indicó varios tips para formar mejor y qué es lo que quiere para el scrum” y en cuanto a esta semana en Los Jaguares, no quiere hacerse muchas ilusiones: “no voy con ninguna expectativa. Sólo quiero llegar y dar lo mejor de mí de lo que pidan los entrenadores. Ya con lo que tengo, estoy muy contento”.

Javier Díaz está feliz. Tanto que no le salen las palabras tan fácilmente como quisiera. Pero eso no es de preocuparse. Su desempeño en la cancha habla por él. Y vaya que fue contundente.

Relacionados