Marcelo Corbalán Costilla: «Tenemos la enorme misión que los clubes no cierren sus puertas»

El re elegido presidente de la Unión de Rugby de Tucumán, junto a toda la Comisión Directiva, tendrá dos años de desafíos por delante. La problemática economía de las instituciones, la programación deportiva y La Naranja, ejes de gestión.

Marcelo Corbalán Costilla seguirá al frente de la Unión de Rugby de Tucumán junto al vicepresidente Santiago Taboada. Fueron reelegidos unánimemente en la última Asamblea General, donde se sumó a un nuevo vocal: el doctor Federico Cailllou.

Corbalán Costilla habló con Rugby Tucumano y analizó el período presidencial pasado y lo que tienen planificado para lo que viene.

«Tuvimos un 2019 en el cual trabajamos muchísimo, no como nos hubiera gustado y desde marzo de este año tuvimos que sufrir esta tragicomedia que fue la pandemia«, comenzó Corbalán Costilla.

«En 2019 tuvimos la dura tarea de tratar de mantener nuestra autonomía institucional y financiera porque la UAR armó un reglamento nacional de competencia donde nuestra union veía de alguna manera limitada su autonomía en su independencia económica. Cualquiera que haya estudiado geografía política sabe que la única manera de mantener la soberania es ser independiente económicamente. Nos llevó mucho tiempo acercar posiciones y estuvimos a punto de no integrar el Regional. A Tucumán nos trtan como chicos rebeldes pero sólo queremos velar por el rugby amateur, que es el soporte del rugby argentino. Todo lo arman los voluntariados. Sin ellos, no funcionaría nada. Por ese lado fue positivo. Por el lado de lo que dejó la pandemia es negativo porque los clubes se sometieron a un stress tremendo, lo mismo que la Unión (incluso desde el punto de vista económico-financiero). Esperemos que llegue la vacuna y continúe la baja de contagios para volver a lo que tanto nos gusta, a una cancha de rugby», seguró.

Con respecto a lo económico, el presidente es conciente que a muchos clubes les costó y les costará encarar una temporada. Ese es uno de los grandes desafíos para esta nueva etapa.

«Sabemos de la situación, hiper difícil, de los clubes. Algo vamos a hacer porque en el último mes fue pura y exclusivamente de cerrar balance y memorias de distintas áreas, para llegar prolijos a la Asamblea General. Tenemos la enorme misión de que los clubes no cierren sus puertas. Como sea, todos los clubes van a seguir latiendo. Es la enorme tarea que tiene la Unión de Rugby. Por ejemplo: Lomas Marcos Paz tuvo la enorme suerte de sacar el auto del bono contribución que organizamos junto a los sponssors. Ojalá Dios ilumine a los dirigentes para que logren buenas cosas. Y con Bajo Hondo también vamos hacer algo porque el deporte es tan cautivante y contenedor que no creo que tengamos una situación desesperante que algún club no pueda abrir. No, no lo vamos a permitir bajo ningún punto de vista«, aseguró.

Con respecto a lo que se viene, Corbalán Costilla no dudó en aclarar que él es sólo la cabeza de un gran equipo de trabajo, que divide sus tareas y las comisiones están siempre proponiendo cosas.

«Tengo un enorme equipo de laburo que es la Comisión Directiva, un gran vicepresidente como Santiago Toboada, un hombre con una gran sensibilidad por los clubes de ascenso y desarrollo que necesitan de la creatividad de nosotros para que puedan seguir. Cuando decidimos seguir con Santiago, lo hicimos porque teníamos dos caminos. Uno, era dejar la institución saneada con el pago de los sueldos y servicios para que pueda seguir funcionando e irnos. Pero eso hubiera sido un gran acto de cobardía, sobre todo en estos momentos difíciles donde el rugby que tiene los dirigentes contaditos. Decidimos quedarnos y seguir devolviendo algo al rugby que tanto nos brindó», dijo.

«Todavía tengo deuda con el ruby tucumano»

Siempre se criticó a la dirigencia nacional, sobre todo en los últimos años donde Tucumán tuvo algunos problemas. A la consulta si se vería como dirigente nacional, dejó en claro que por el momento no le interesa.
«Gracias por la pregunta pero no me imagino siendo dirigente nacional porque mi visión y misión es seguir devolviendo al rugby local que tanto me dio. Me dio un gran club, grandes amigos en todos los clubes, todavía tengo deuda con el rugby tucumano, no sólo como presidente sino también para volver al club y seguir colaborando desde el lugar que sea. Le debo mucho al rugby desde los amigos, entrañables vivencias, conocí el mundo. Por el momento no la veo cerca pero coincido: necesitamos de grandes dirigentes«, sostuvo.

Infantiles. «Tienen que comenzar a jugar lo antes posible» (Corbalán Costilla)

En cuanto al futuro, señaló que está todo armado y pronto se darán a conocer los planes.
«Tenemos pensado con el grupo de competencia que nos acompaña, seguir con el formato de juveniles con un campeonato Apertura y Clausura pero con el gran objetivo de sacarle la presión a los chicos de salir campeón. En esa edad es divertirse. Lógicamente a todos nos gusta ganar y está bien. Pero nadie se acuerda si saliste campeón o último. Nuestra idea con el consejo es que los chicos se diviertan. Y que los entrenadores entiendan que entrenan jóvenes y que no están al frente de los Wallabies o Springboks, sino que están entrenando niños, jóvenes y tienen que jugar. En Infantiles la idea es comenzar lo antes posible porque hace un año que no juegan. Los chicos, entre los 9 y 12 años (donde más desarrollan la capacidad psicomotriz), perdieron un año. Queremos iniciar lo antes posible el segmento de infantiles», prometió.

Otro de los ítems de su gestión es regresar a la actividad a La Naranja.
«Nuestro proyecto para el 21-22, es ponernos firmes con La Naranja y recuperar Campeonato de Selecciones. Seguramente tendremos que cambiar el formato porque… hay que ser reales: no todas las uniones quieren jugar el torneo. Serán seis uniones a los sumo. Las otras lo ven poco atractivo porque no tienen la cantidad de jugadores para desarrollarse. Nosotros (Córdoba, Rosario, Mendoza, Mar del Plata, Salta y Tucumán) tenemos que bregar por un torneo que incluya, quizás, jugar los viernes a la noche, televisado, con un esquema semi profesional para incluir a los chicos que queden fuera del sistema como una franquicia, por llamarlo de una manera, y con un calendario acorde. Pero tenemos que encontrarle la vuelta. Es un tema largo y la única manera es sentarse a dialogar con un proyecto, que lo tenemos, e insistir. No vamos a dejar de luchar hasta vuelva el Argentino«, señaló.

La Naranja. «La idea es volver al torneo de Selecciones» (Corbalán Costilla)


«Soy más hincha de La Naranja que cualquiera que haya jugado. Será que la ví tanto… Y no sólo la vemos desde el punto de vista deportivo: si tenemos competencia con el seleccionado, nos da la posibilidad de venderlo, porque es una marca registrada. Y eso nos daria autonomía económica para hacer un montón de cosas como facilitar el desarrollo de los clubes de ascenso y desarrollo, que paguen un cuota ínfima por ejemplo. Sino, nos volvemos más dependiente de la UAR. ¿En qué vamos a terminar? ¿En lo que salvajemente llamamos «el bolsoneo«? Nosotros no queremos eso para la Union de Rugby de Tucumán. Más allá que este año nos dieron un ayuda financiera importante pero el contexto es una situación atípica por la pandemia. Nosotros queremos que nos den la caña para pescar y nos digan, así se pesca. Y de ahí dependerá de nosotros. No queremos el pescado servido porque eso hace que el dirigente se vuelva ocioso, que no tenga inventiva, que no tenga opción«, finalizó.

Relacionados