M.18 Rosario CAMPEÓN, le ganó 37 a 10 a Tucumán.

El equipo de los “Ñanducitos” doblegó al seleccionado naranjita, que  entregó todo su corazón; pero no pudo revertir lo realizado por los juveniles rosarinos.

Con una muy buena tarea de la pareja de medios y sus tres cuartos los juveniles rosarinos se consagraron campeones del torneo argentino juvenil de la categoría.

El quince de Tucumán se vio superado  durante un tramo extenso del encuentro, por lo que esgrimió la defensa como su mayor virtud. Pero  físicamente no pudieron aguantar los 70 minutos de juego y fue allí cuando la velocidad de los del litoral empezó a hacer mellas en el marcador.

En el segundo tiempo el amor propio de los que defendían el titulo los llevo a disputar  en la línea de cinco del equipo rosarino, pero no hubo muchas variantes para quebrar la resistencia de los juveniles Ñandúes.

Los minutos corrían y las fuerzas cedían ante el cansancio de los del norte, por ello  Rosario se consagró  como justo  y merecedor campeón del torneo argentino juvenil  para la categoría M18.