Los Tiburones se comieron a los Jaguares

Tremendo comienzo del partido. Porque los sudafricanos salieron a meter presión desde el minuto uno y rápido se pusieron al frente con un penal de Joe Pietersen, uno de los nuevos del equipo. Sin embargo, lejos de sentir el golpe, en la primera acción a favor, Santiago González Iglesias armó el hueco, y la combinación rosarina entre Leonardo Senatore y Emiliano Boffelli terminó en try para los visitantes.

Un duelo que prometía ser durísimo empezó con todo. Fiel a su estilo, los Sharks apostaron al maul y encontraron de manera muy sencilla su primer try a través de Marcell Coetzee. Era golpe por golpe, y a un penal a favor, Sánchez respondió con su efectividad para el 10-10, en 15 minutos.

El maul y el scrum eran los principales problemas para Jaguares. Ahí el árbitro Peyper cobró varias infracciones y los dueños de casa impusieron condiciones para quedar al frente del marcador nuevamente. Encima, como contra Cheetahs, los argentinos se quedaban con menos de un minuto de diferencia sin Rodrigo Báez y Pablo Matera.

Pero en esta oportunidad, los dirigidos por Raúl Pérez pudieron defender su in goal a puro amor propio y salieron del asedio. Y por si fuera poco, en una pelota recuperada, Cordero la jugó, habilitó a González Iglesias para que meta un kick al fondo y el full back le ganó a todos en velocidad para apoyar un try increíble. Quedaban pocos minutos para el entretiempo y siguió la resistencia de Los Jaguares, con 13 hombres. Un 15-13 a favor impensado por todo lo que había pasado.

Los primeros minutos del segundo tiempo también fueron sin Báez y Matera, pero nuevamente, inteligencia pura para aguantar. Pero los que tuvieron el control de la pelota eran los locales. La defensa argentina aguantaba, pero el cansancio aparecía. Y las infracciones, también. Por eso, Pietersen tuvo su chance y la aprovechó para quedar 16-15 arriba.

Con los cambios, sobre todo el ingreso de Facundo Isa, Jaguares tomó un poco de aire y hasta tuvo algunas mínimas chances de try. Sin embargo, Sharks mostró su mayor experiencia en esta competencia y seguía dominando. Y en el scrum fue superior, y de ahí, logró otro penal para que Pietersen deje la historia 19-15, a 10 del final.

Ya no había piernas ni ideas del lado argentino. Y los sudafricanos, sin la pelota, también ganaban los duelos uno a uno, y con la ventaja a su favor, el tiempo era otro enemigo para Jaguares que no conseguían estar en campo rival. Esta vez, no hubo fuerzas para una remontada como en Bloemfontein.

Se terminó una gira larga para Jaguares, con dos amistosos y dos duelos por el Super Rugby. El balance es positivo, pero quedan cosas por mejorar, como la disciplina y las amarillas. Ahora, la vuelta al país, una semana de descanso y después el sábado 19 el esperado choque con Chiefs en Vélez.

Fuente:Scrum.com. Foto: Olé